HRW verifica a través de imágenes por satélite las ejecuciones en masa que realizó el ISIS en Tikrit

Imágenes por satélite de Tikrit
CNES / EUSI
Actualizado 27/06/2014 12:18:30 CET

La ONG estima entre 160 y 190 muertos a tenor de lo visto en las fotos, en concordancia con las cifras del Gobierno iraquí

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch ha constatado que entre 160 y 190 iraquíes fueron ejecutados en tres puntos de Tikrit (a 140 kilómetros al norte de Bagdad) entre el 11 y el 14 de junio por miembros del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) poco después de apoderarse de la ciudad, según imágenes por satélite que indican sin embargo que la cifra de fallecidos podría ser mucho mayor.

"El ISIS ha ejecutado aparentemente a, como mínimo, 160 personas en Tikrit", ha sentenciado el director de emergencias de HRW, Peter Boukaert, tras cotejar las imágenes por satélite con las 60 fotos divulgadas por el grupo en Internet. "Las imágenes por satélite aportan pruebas contundentes de un horrible crimen de guerra que necesita investigación adicional", ha añadido.

Esta cifra coincide aproximadamente con la estimación oficial de 175 miembros de las Fuerzas Aéreas ejecutados que realizó el pasado 22 de junio el Gobierno iraquí. El ISIS, por su parte, ha asegurado que la cifra de soldados fallecidos es de 1.700.

TRES FOSAS COMUNES

HRW ha identificado dos de las fosas donde se realizaron las ejecuciones, situadas a unos 100 metros del Palacio del Agua de Tikrit, una de las antiguas residencias del fallecido dictador Sadam Husein, cerca del río Tigris. Se desconoce dónde se encuentra exactamente la tercera fosa.

Si bien las imágenes por satélite --registradas el 16 de junio-- no muestran cadáveres, sí que recogen señales de "reciente actividad de vehículos" y "movimientos de tierra compatibles con la excavación de las dos trincheras identificadas.

Haciendo uso de las imágenes divulgadas por el ISIS, HRW ha estimado que entre 90 y 110 hombres fueron ejecutados en la primera fosa y entre 35 y 40 en la segunda. Más aún: estudiando la sombra proyectada por el sol, la ONG ha resuelto que las ejecuciones sucedieron entre las 13.30 y las 15.30 de la tarde.

HRW ha contado además con las declaraciones de un testigo que aseguró que varios milicianos del ISIS introdujeron a varios hombres en camiones bajo la amenaza de las armas. Los hombres capturados "no iban esposados y estaban vestidos con ropas civiles", según este testigo. Las fotos del ISIS, sin embargo, revelan que algunos de ellos llevaban uniformes militares debajo de la ropa.

CRÍMENES DE GUERRA

La ONG recuerda que el asesinato de miembros de las Fuerzas Armadas que se han rendido es un crimen de guerra. De igual modo, el asesinato sistemático como parte de una política deliberada de un grupo organizado, como ha tenido lugar aquí, puede ser un crimen contra la Humanidad.

"El ISIS", ha apuntado Bouckaert, "no solo está cometiendo asesinatos en masa, sino que también los está publicitando. Deberían saber que los ojos de los iraquíes y del mundo entero les están observando".