La junta militar de Tailandia 'enseñará' a los periodistas a no hacer preguntas ofensivas

El jefe de la junta militar que gobierna Tailandia
GOBIERNO DE TAILANDIA
Actualizado 25/06/2015 17:50:35 CET

BANGKOK, 25 Jun. (Reuters/EP) -

La junta militar que gobierna Tailandia desde el golpe de estado de mayo de 2014 se reunirá con un grupo de 200 periodistas para enseñarles cómo hacer preguntas que no ofendan al general Prayuth Chan Ocha, la máxima autoridad del país.

Winthai Suvaree, portavoz del autoproclamado Consejo Nacional para la Paz y el Orden, ha afirmado que la reunión tendrá lugar la próxima semana con un grupo de 200 periodistas locales y extranjeros para generar "entendimiento" con ellos y enseñarles cómo hacer preguntas que no incomoden al general, que hace varios meses llegó a amenazar con "ejecutar" a los reporteros que no digan la verdad.

En un mensaje enviado a sus socios, el Club de Corresponsale Extranjeros ha advertido de que algunos informadores están teniendo problemas para conseguir o renovar su acreditación de prensa. Winthai ha negado que el Gobierno esté intentando evitar que los reporteros de medios extranjeros renueven sus visados de trabajo o consigan visados para poder asentarse allí.

"De ninguna manera. No hay una política para evitar que los periodistas extranjeros trabajen en el reino", ha asegurado, en declaraciones a Reuters.

El jefe de la junta militar, el general Prayuth Chan Ocha, ha afirmado que no tiene miedo de la prensa. El general, que mantiene una relación de amor y odio con los reporteros, llegó a decir hace meses que "simplemente ejecutaría" a los informadores que "no informaran sobre la verdad". La junta dijo posteriormente que era una broma.

Conocido entre sus admiradores como el 'tío Prayuth', el general dirige el país en un periodo de relativa estabilidad pero ha sido criticado por los grupos defensores de los Derechos Humanos por actuar con mano de hierro contra sus detractores.

Prayuth ha subrayado que nunca ha intentado censurar a los medios. "No tengo miedo de la prensa pero pido justicia porque nunca le he dicho a la prensa que no hable o escriba sobre algo. Soy amistoso con los medios", ha señalado. "No tengo control sobre los medios ni ellos tienen influencia sobre mí", ha apostillado.