Macri confirma la iniciativa de un grupo de países latinoamericanos para denunciar a Maduro ante el TPI

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 20/08/2018 16:33:08CET

BUENOS AIRES, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha confirmado este lunes la iniciativa de un grupo de países latinoamericanos para denunciar al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por crímenes de lesa humanidad.

"Cierto", ha dicho interrogado en una entrevista de Andrés Oppenheimer para CNN en Español si Argentina está maniobrando junto a sus vecinos regionales para llevar al líder 'chavista' ante la corte de La Haya. En concreto, Macri ha apuntado a Chile, Colombia y Paraguay.

El ministro de Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, ya anunció el pasado mes de julio en una entrevista concedida al diario local 'El Comercio' que había contactos entre varios gobiernos para presentar "una propuesta conjunta" en el TPI que impulse las pesquisas contra Maduro.

La fiscal jefe del TPI, Fatou Bensouda, anunció el 8 de febrero de 2018 el inicio de un examen preliminar sobre los presuntos crímenes cometidos en Venezuela tanto por las fuerzas regulares como por "grupos de manifestantes" desde abril de 2017, en el contexto de las protestas contra el Gobierno de Maduro.

"Lo que está haciendo la fiscal es un examen preliminar, que puede durar muchísimo tiempo", por lo que esta iniciativa regional busca "una investigación preliminar", que es "cuando los países o algún país que es miembro del Estatuto de Roma denuncia, entonces es expeditivo y automático empezar la investigación", explicó el ministro peruano.

Macri ha precisado que la denuncia podría llegar en "semanas". "No sé si antes de septiembre, no sé si tan rápido llegamos a hacer los papeles, pero estamos en proceso", ha afirmado.

Para el presidente argentino, "no cabe duda de que en Venezuela se violan sistemáticamente los Derechos Humanos atropellando a la oposición y a todos, a los ciudadanos en general". "Se ha perdido el valor de la vida", ha sostenido.

Sobre el supuesto atentado perpetrado contra Maduro el pasado 4 de agosto en un acto militar en Caracas, ha desconfiado de que fuera un verdadero ataque por "cómo se comportó después, a quiénes allanó y a quienes atropelló", entre ellos varios líderes opositores.

Macri ha lamentado que en Venezuela "todo ha ido para peor", a pesar de que el consenso internacional cada vez en más fuerte. "Maduro no ha cambiado en nada, ha hecho perder el tiempo a un montón de gente que creyó que podía mediar, ha hecho hacer reuniones en distintos países de distintos dirigentes (...) No soy optimista", ha confesado.

Por otro lado, se ha referido a la crisis política en Nicaragua, donde más de 300 personas, la mayoría manifestantes pacíficos, han muerto en apenas cuatro meses por la represión gubernamental de las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega.

Oppenheimer le ha preguntado por qué los países del entorno han reaccionado de forma tan tibia respecto a Nicaragua, teniendo en cuenta que en tan solo unos meses hay muchas más víctimas que en los últimos años en Venezuela. "La capacidad de reacción del mundo es lenta", ha contestado Macri, apelando de nuevo al "diálogo entre las partes".