El Consejo Central de la OLP pide que la organización retire su reconocimiento al Estado de Israel

Panorámica de Jerusalén con la mezquita de la Cúpula de la Roca al fondo
REUTERS / RONEN ZVULUN
Actualizado 16/01/2018 13:17:45 CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Central de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha votado este lunes a favor de suspender su reconocimiento al Estado de Israel, como parte de la respuesta palestina a la decisión de Estados Unidos de reconocer a su vez a Jerusalén como capital israelí.

El jefe del Consejo Central de la OLP, Salim al Zanun, ha anunciado la decisión en un comunicado, reclamando a la OLP que suspenda el reconocimiento de Israel como Estado hasta que reconozca al Estado palestino en las fronteras de 1967 y revoque su decisión de anexionarse Jerusalén Este y expandir los asentamientos.

El organismo "ha tomado la decisión de que la Autoridad Palestina sea el núcleo del Estado para decidir su futuro y función, así como reconsiderar el reconocimiento del Estado de Israel hasta que reconozca el Estado de Palestina con Jerusalén como su capital y acepte el retorno de los refugiados, según la resolución 194".

Además, el organismo ha señalado que da por concluido el periodo transicional que estipulaban los acuerdos de paz firmados en Oslo, El Cairo y Washington, rompe con los pactos de París para alcanzar la "independencia económica" y suspende la coordinación con Israel en materia de seguridad, según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

El Consejo Central de la OLP ha reafirmado también su rechazo al "régimen de Apartheid de Israel, que está intentando forzar una alternativa al establecimiento del Estado palestino", y en este sentido ha llamado a los palestinos "a resistir por todos los medios posibles" para acabar con la situación actual.

Al Zanun ha instado asimismo a la comunidad internacional "a asumir su responsabilidad en base a las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas para poner fin a la ocupación israelí y permitir que el Estado de Palestina alcance la independencia y ejerza plena soberanía sobre sus territorios, incluido Jerusalén Este como su capital".

En este sentido, ha subrayado que el Consejo Central "rechaza las ideas que circulan como parte del llamado 'acuerdo del siglo', ya que violan el Derecho Internacional y las resoluciones de la comunidad internacional, buscando imponer una solución deficiente que no satisface el mínimo de los legítimos derechos palestinos".

Por último, Al Zanun ha propuesto celebrar una sesión del Consejo Nacional con la participación de Hamás y Yihad Islámica --que no han estado presentes en el encuentro del Consejo Central de la OLP, organización de la que no son parte--, con el objetivo de "reformar o elegir un nuevo Consejo Nacional".

Por el momento se desconoce si la votación del Consejo Central de la OLP es vinculante, ya que una votación previa en 2015 para suspender la coordinación de seguridad con Israel no llegó a ser aplicada.

El reconocimiento estadounidense de la Ciudad Santa como capital israelí ha dinamitado cualquier expectativa de paz. Este gesto de la Administración de Donald Trump ha acabado con el consenso internacional acerca de la necesidad de que el estatus de Jerusalén se decida en unas eventuales negociaciones de paz.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en diciembre una resolución --con el apoyo de 128 de los 193 países de la ONU-- en la que insta a Estados Unidos a dar marcha atrás. La Organización para la Cooperación Islámica, por su parte, ha reconocido Jerusalén Este como capital palestina y ha animado a la comunidad internacional a seguir su ejemplo.

ABBAS PIDIÓ REVISAR LOS ACUERDOS CON ISRAEL

La decisión del Consejo Central de la OLP ha llegado un día después de que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, pidiera al organismo que revise los acuerdos firmados con Israel, acusando al Gobierno israelí de "poner fin a los Acuerdos de Oslo".

"Pido al Consejo Central (de la OLP) que revise todos los acuerdos firmados entre la OLP e Israel, porque Israel ha puesto fin a estos acuerdos", dijo, subrayando que "esta decisión se toma aún sabiendo lo que significará (para los palestinos)".

Abbas manifestó que Palestina "no aceptará lo que Estados Unidos quiere imponer", describiendo la decisión de Washington de reconocer Jerusalén como capital de Israel como "la bofetada del siglo".

En este sentido, indicó que "Jerusalén es la joya de la corona y capital eterna del Estado de Palestina", confirmando que se habría ofrecido a Palestina que Abu Dis fuera la capital de su futuro Estado.

"Si se entrega Jerusalén, ¿qué quieren después de eso? ¿Un Estado cuya capital sea Abu Dis?", se preguntó, en aparente referencia a una propuesta de Estados Unidos que contemplaba que esta localidad cercana a Jerusalén fuera la capital palestina.

"No aceptaremos la mediación de Estados Unidos tras su crimen en Jerusalén. Aceptaremos únicamente una mediación internacional en el proceso de paz con el objetivo de poner fin a la ocupación", señaló, abogando por una mediación internacional.

"Participaremos en cualquier conversación de paz seria bajo los auspicios de Naciones Unidas para poner fin a la ocupación", resaltó, criticando sin embargo a la ONU y la comunidad internacional por no aplicar las resoluciones sobre el conflicto.

En este sentido, Abbas recalcó que "no puede aceptar tener una autoridad sin poder ni que la ocupación continúe a cualquier precio", pidiendo el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU "a la resistencia popular pacífica", que describió como la mejor vía para acabar con la ocupación israelí.

CRÍTICAS DE ISRAEL A LA POSTURA DE ABBAS

Durante la jornada, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha criticado las declaraciones de Abbas ante el Consejo Central de la OLP, recalcando que el líder palestino "ha revelado sus verdaderas creencias".

"Se ha quitado la máscara y ha mostrado al público la simple verdad que llevo años trabajando para mostrar: La raíz del conflicto entre nosotros (los israelíes) y los palestinos es su firme negativa a reconocer el Estado judío en cualesquiera fronteras", ha dicho.

Así, ha sostenido que las palabras de Abbas "ayuda" a Israel "a presentar la verdad". "Si queremos lograr la reconciliación y la paz tenemos que entender por qué el conflicto se ha extendido tanto", ha argumentado.

"Esto ha quedado claro finalmente en su discurso y beneficia a nuestros objetivos políticos más que cualquier otra cosa. Sin un cambio en la postura expresada por Abbas no puede haber paz", ha recalcado.

En este sentido, ha dicho que el presidente de la Autoridad Palestina "aparentemente teme una iniciativa de paz encabezada por Estados Unidos y está intentando retirar a los estadounidenses de su capacidad como mediadores y reemplazarles por otros".

Netanyahu ha criticado que "desde hace demasiado tiempo la Autoridad Palestina ha sido mimada por la comunidad internacional, que no se atrevió a decir la verdad sobre Jerusalén, sobre reconocer Israel y sobre otras medidas y demandas que han formulado (los palestinos)".

"Siempre se les ha tratado con cuidado, y ahora eso ha cambiado. Es la primera vez que alguien les dice la verdad a la cara", ha apuntado, según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

Por su parte, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha descrito como "terrible" el discurso de Abbas. "Volvió a ideas que expresó hace décadas, que no eran menos terribles", ha dicho.

"Abbas ha olvidad muchas cosas y ha reiterado precisamente las cosas por las que fue acusado hace años de antisemitismo y de negacionismo del Holocausto", ha remachado.