La OTAN aprueba refuerzo militar al este y pasos en respuesta a amenaza terrorista en el sur en la cumbre

Publicado 08/07/2016 8:02:44CET

La UE y la OTAN acordarán reforzar su cooperación en la cumbre, marcada inevitablemente por el 'Brexit'

BRUSELAS, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN darán luz verde en su cumbre de este 8 y 9 de julio en Varsovia al refuerzo militar en el flanco este, en respuesta a la intervención rusa en Ucrania, con el despliegue de cuatro batallones en los países bálticos y Polonia y acordarán acciones para responder a la amenaza terrorista en Oriente Próximo y el Norte de África, especialmente el auge del Estado Islámico. La cita inevitablemente estará marcada por el referéndum de la salida de Reino Unido de la UE, un asunto que podría discutirse en la cena del viernes.

La OTAN y la UE también acordarán este viernes, en una reunión previa al inicio de la cumbre, el refuerzo de la cooperación entre ambas organizaciones, que se ha visto muy limitada por el conflicto turcochipriota hasta ahora aunque su acuerdo para cooperar en el mar Egeo para frenar la llegada de refugiados en el mar Egeo ha abierto una nueva perspectiva.

Ambas partes reconocen además que el refuerzo de su cooperación es todavía más importante tras el 'Brexit'. Se espera que ambas partes se comprometan, en una declaración conjunta, a avanzar en la cooperación en áreas como las amenazas híbridas, la ciberseguridad y la comunicación estratégica, la seguridad marítima y la consolidación de las capacidades de seguridad de países frágiles y en avanzar en la coordinación de ejercicios, aunque no serán conjuntos.

Los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente estadounidense, Barack Obama, también abordarán en un encuentro previo el viernes el impacto del 'Brexit' y las negociaciones del acuerdo de libre comercio que negocian. La UE dejará claro la necesidad de que Washington avance en algunas de las concesiones que pide, particularmente más acceso para las empresas europeas a la contratación pública en EEUU, según ha avanzado una fuente de alto nivel europea.

LUZ VERDE A CUATRO BATALLONES

En la cumbre de Varsovia, los jefes de Estado y de Gobierno aliados tomarán nuevas decisiones para reforzar la postura de defensa y disuasión de la OTAN frente a la amenaza rusa al este y la inestabilidad y el terrorismo en el sur, que centrarán el primer día de la cumbre y discutirán en la cena las relaciones con Rusia y quizá el impacto del 'Brexit'.

Así, confirmarán el despliegue de cuatro batallones en el flanco este de forma rotatoria -en torno a 4.000 militares según fuentes aliadas-- para disuadir a Moscú de cualquier ataque y cuyos primeros elementos que se espera que se desplieguen sobre el terreno "a principios de 2017". También acordarán poner en marcha "una presencia a medida en el sureste basada a una brigada multinacional en Rumanía" para hacer ejercicios en el mar Negro. Moscú ya ha avisado de que responderá al refuerzo militar de la OTAN cerca de sus fronteras.

Alemania y Reino Unido han anunciado que encabezarán los batallones en Lituania y Estonia y se espera que EEUU lidere el batallón en Polonia, y Canadá, en Letonia, algo que se concretará en la cumbre. También se espera que otros países avancen sus posibles contribuciones a los batallones, entre ellos Francia, Dinamarca y Países Bajos.

A priori se descarta que España anuncie una contribución para los batallones en el este en Varsovia, teniendo en cuenta que el Gobierno de Mariano Rajoy, que asiste a la cumbre, está "en funciones" y ya lideró la misión de policía aérea de la OTAN en los Bálticos los primeros cuatro meses del año, con cuatro aviones de combate, según varias fuentes diplomáticas.

España también lidera este año la fuerza conjunta de muy alta disponibilidad de 5.000 militares de la OTAN, capaz de desplegarse en cualquier punto para responder a amenazas, ya vengan del este o del sur y cuya creación fue pactada en la cumbre de Gales en septiembre de 2014, dentro del plan de acción acordado que dio el pistoletazo de salida al mayor refuerzo de la defensa colectiva de la OTAN desde el fin de la Guerra Fría.

Los líderes de la OTAN también esperan declarar el viernes la capacidad operativa inicial del escudo antimisiles el viernes -Estados Unidos transferirá el mando y control de su sistema a la Alianza Atlántica-- y se comprometerán al refuerzo de sus capacidades nacionales de ciberdefensa.

Obama también insistirá a sus homólogos de la necesidad de que los aliados "gasten más" en defensa y se espera que los líderes europeos vuelvan a reafirmar su compromiso de destinar el 2% del PIB a defensa en la próxima década, un objetivo que sólo cumplirán en 2016 Estados Unidos (3,61%), Grecia (2,38%), Reino Unido (2,21%), Estonia (2,16%) y Polonia (2%), según datos de la OTAN. España será el tercer país de la OTAN que menos porcentaje de PIB destinará a defensa, el 0,91%, sólo por delante de Luxemburgo (0,44%) y Bélgica (0,85%).

PROYECTAR ESTABILIDAD EN EL SUR

Los líderes aliados acordarán el sábado que la OTAN haga más en apoyo a la consolidación de las capacidades de defensa de las fuerzas locales de los países del Norte de África y Oriente Próximo para que ellos mismos puedan hacer frente a la amenaza terrorista. De hecho es uno de los elementos clave del nuevo marco de adaptación de la Alianza Atlántica para contrarrestar las amenazas del flanco sur que pedirán desarrollar los líderes en Varsovia.

Entre otros, acordarán que aviones AWACS de vigilancia de la OTAN aporten inteligencia a la coalición global contra el Estado Islámico que encabeza EEUU en Siria e Irak, aunque los detalles del despliegue no se acordarán hasta septiembre. Los aviones operarán en Turquía y aguas internacionales del Mediterráneo Oriental pero no sobrevolarán Siria.

También acordarán entrenar a las fuerzas iraquíes en Irak y no solo en Jordania como hasta ahora, a petición del Gobierno de Bagdad y mantendrá su disposición de apoyar a las fuerzas libias si el Gobierno de unidad nacional pide ayuda a la OTAN, pero no se espera mucha concreción.

Asimismo, acordarán mantener en 2017 la misión de entrenamiento, asesoramiento y asistencia en Afganistán, que cuenta con unos 12.000 militares, aunque el número de efectivos que permanecerá no se decidirá hasta otoño una vez se evalúe la eficacia de las fuerzas afganas tras el fin de la temporada de combates. Obama ha anunciado que mantendrá 8.400 militares hasta que concluya su mandato en enero de los 9.800 que tiene, en lugar de los 5.500 previstos inicialmente.

Los aliados también se comprometerán a seguir financiando a las fuerzas afganas entre 2018 y 2020. Se necesitan 5.000 millones de dólares anuales para sostener 352.000 efectivos del Ejército y la Policía.

Finalmente, se espera que los líderes aliados decidan que "la nueva misión" de seguridad marítima más amplia de la OTAN --que nacerá de la transformación de la actual operación antiterrorista en el Mediterráneo 'Active Endeavour', lanzada tras los atentados del 11-S-- pueda prestar apoyo a la operación de la UE contra las mafias de inmigrantes en el Mediterráneo Central. Se contempla prestar apoyo en "inteligencia, vigilancia y reconocimiento y quizá logístico", según fuentes militares europeas y diplomáticas aliadas. Los líderes aliados pedirán a las autoridades militares que inicien la planificación necesaria para ello.

Los líderes aprobarán el sábado al refuerzo de la cooperación con Ucrania --dos proyectos para contrarrestar la lucha contra artefactos explosivos y las amenazas híbridas-- en una reunión con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies