La OTAN rechaza un tratado contra armas nucleares que no incluya a países que las poseen: "No será eficaz"

Armas nucleares
REUTERS
Actualizado 20/09/2017 16:08:27 CET

BRUSELAS, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la OTAN, ha dejado claro este miércoles que no apoyará el Tratado internacional de Prohibición de las Armas Nucleares, el primer instrumento jurídico a nivel global para vetarlas, al considerar que "no será eficaz" si no incluye a todos los países que poseen armas nucleares en la actualidad.

Los 29 países de la OTAN han alertado de que "buscar prohibir las armas nucleares a través de un tratado que no implique a cualquier Estado que actualmente posee armas nucleares no será eficaz, no reducirá los arsenales nucleares y tampoco afianzará la seguridad de ningún país ni la paz y estabilidad internacionales", ha defendido el Consejo del Atlántico Norte de la OTAN en un comunicado.

"Corre el riesgo de lograr lo contrario creando divisiones y divergencias en un momento en el que un enfoque unido se necesita más que nunca para las amenazas de proliferación y de seguridad", reza la declaración del Consejo del Atlántico Norte.

Los 29 aliados ven el Tratado de Prohibición de Armas Nucleares "en contradicción con la actual arquitectura de no proliferación y desarme" y "corre el riesgo de socavar el TNP", que ha guiado los esfuerzos globales en la materia durante casi 50 años y la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) lo apoya y cuya preservación y refuerzo es más importante a raíz de la crisis norcoreana a su juicio.

"La crisis provocada por Corea del Norte subraya la importancia de preservar y reforzara el marco existente del TNP", han insistido, dejando claro que "en un momento en el que el mundo necesita seguir unido frente a las crecientes amenazas, en particular la gran amenaza que plantea el programa nuclear de Corea del Norte, el tratado no tiene en cuenta estos desafíos de seguridad urgentes".

En este contexto, los países de la OTAN han dejado claro que no pueden "apoyar este tratado" y "no habrá ningún cambio en las obligaciones legales" para los aliados en materia de armas nucleares y han pedido a sus socios y al resto de países "que están considerando apoyar" el Tratado Internacional de Prohibición de Armas Nucleares "que analicen seriamente las implicaciones para la paz y la seguridad internacionales, incluido sobre el TNP".

"No aceptaremos ningún argumento de que este Tratado refleja o contribuye de ninguna manera al desarrollo del derecho internacional consuetudinario", han avisado en el texto pactado.

Los 29 aliados han vuelto a defender que el objetivo "fundamental" de la capacidad nuclear de la OTAN "es preservar la paz, impedir la coacción y disuadir la agresión" y han reiterado que "mientras que existan las armas nucleares, la OTAN seguirá siendo una Alianza nuclear". "El objetivo de los aliados es reforzar la disuasión como un elemento central de nuestra defensa colectiva y contribuir a la seguridad indivisible de la Alianza", han esgrimido.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN ya reiteraron en su cumbre de julio de 2016 en Varsovia su compromiso "fuerte" con la aplicación "plena" del TNP y de contribuir a crear las condiciones para "nuevas reducciones" de sus armas nucleares "sobre la base de la reciprocidad" por parte de terceros, aunque admitieron que "las condiciones para lograr el desarme no son favorables en la actualidad".

Sólo Francia, Reino Unido y Estados Unidos poseen armas nucleares en la OTAN, aunque sólo Estados Unidos mantiene desplegadas armas nucleares en Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos y Turquía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies