Trump acusa a Rusia de ayudar a Corea del Norte a esquivar las sanciones

Donald Trump
REUTERS / KEVIN LAMARQUE
Publicado 17/01/2018 21:02:15CET

WASHINGTON, 17 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que Rusia está ayudando a Corea del Norte a recibir suministros que violan las sanciones internacionales, después de reconocer que China ahora sí está colaborando para contener la amenaza que representaría el régimen de Kim Jong Un.

"Rusia no nos está ayudando en nada con Corea del Norte", ha criticado Trump, durante una entrevista a la agencia Reuters en la que ha advertido de que Moscú parece estar "compensando" los huecos que ha ido dejando Pekín en materia de alianzas con el régimen norcoreano.

En este sentido, y aunque Trump considera que China aún podría hacer mucho más para presionar al país vecino, ha aplaudido que haya restringido los suministros de petróleo y carbón como forma de presión hacia Kim Jong Un, que por el momento descarta renunciar a sus programas nuclear y de misiles.

Según Trump, Pyongyang está "cada día más cerca" de ser capaz de lanzar un misil de largo alcance contra territorio de Estados Unidos --"todavía no pueden, pero están cerca"--. Tras el último ensayo de un misil balístico en noviembre, el régimen norcoreano avisó de que podía alcanzar territorio continental estadounidense.

PARTIDA DE PÓKER

El presidente de Estados Unidos ha aplaudido los recientes contactos entre los gobiernos de las dos Coreas, que se traducirán en un simbólico acercamiento con motivo de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno. Sin embargo, no ha aclarado si Washington también está dispuesto a bajar la presión.

"Estamos jugando una partida de póker muy, muy dura y no quiero revelar mis cartas", ha esgrimido Trump, reacio a aclarar, por ejemplo, si en algún momento se ha planteado un ataque limitado y preventivo para contener la escalada de tensiones.

Tampoco ha descartado una acción futura, ya que aunque cree que la disputa se puede resolver de "una forma pacífica", al mismo tiempo considera que "es muy posible que no se pueda".

Por otra parte, ha expresado sus dudas sobre la utilidad que tendría una hipotética conversación directa con Kim Jong Un. "Me sentaría (a negociar), pero no estoy seguro de que se resolviera el problema", ha afirmado, en alusión a los fallidos intentos de diálogo que defendieron sus predecesores en la Casa Blanca.

"No estoy seguro de que las conversaciones vayan a llevar a nada significativo. Han hablado durante 25 años y se han aprovechado de nuestros presidentes, de nuestros anteriores presidentes", ha apostillado Trump.