Túnez anuncia el desmantelamiento de una célula terrorista integrada por cinco personas en el noreste del país

Contador
Despliegue policial en Túnez tras el atentado contra un autobús militar
ZOUBEIR SOUISSI / REUTERS
Publicado 30/10/2017 0:45:26CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Túnez han anunciado este domingo el desmantelamiento de una célula terrorista integrada por cinco personas en la localidad de Moknine, situada en la provincia de Monastir (noreste).

El Ministerio del Interior ha detallado que la operación fue llevada a cabo el sábado, agregando que uno de los detenidos había sido sentenciado en rebeldía a dos años de cárcel por pertenencia a un grupo terrorista.

En su comunicado, recogido por la agencia estatal tunecina de noticias, TAP, ha señalado que otros dos de los detenidos están considerados "peligrosos" por las autoridades.

El ministerio ha señalado que todos los detenidos han confesado "tener lazos con elementos terroristas en un país vecino" y "haber planificado operaciones terroristas en Túnez".

El presidente de Túnez, Beyi Caid Essebsi, ha aprobado en octubre una nueva prórroga de un mes al estado de emergencia en el país, en lo que supone una nueva extensión de la medida aprobada en noviembre de 2015.

El estado de emergencia fue declarado el 24 de noviembre de 2015, después de un atentado contra un autobús de la Guardia Presidencial en la capital, Túnez, y desde entonces ha sido extendido en numerosas ocasiones.

El estado de emergencia da poderes excepcionales a las fuerzas de seguridad, permitiendo, entre otras cosas, limitar el movimiento de la población o prohibir manifestaciones o huelgas susceptibles de derivar en desórdenes.

Pese a que está considerada como una medida excepcional, Túnez ha estado bajo el estado de emergencia durante tres años y medio desde el derrocamiento de Zine el Abidine ben Alí en enero de 2011.

Desde el levantamiento de 2011 contra Ben Alí, la democracia tunecina ha sido vista como un modelo para la región, pero los milicianos islamistas son uno de los mayores retos para Chahed, quien asumió el cargo el 5 de septiembre.

Más de 3.000 tunecinos se han sumado a la lucha de Estado Islámico en Siria y en Irak, lo que ha hecho saltar todas las alarmas en Túnez ante la posibilidad de un retorno que tendría Libia como paso intermedio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies