Vivir en un país pobre aumenta por cinco el riesgo de desplazamiento por el cambio climático

Contador
Cambio climático
OXFAM
  
Actualizado 04/11/2017 8:56:56 CET

El cambio climático afecta más a mujeres y niños y también a los pueblos indígenas

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Quienes viven en países de ingresos medios y bajos tienen hasta cinco veces más probabilidades de verse obligados a abandonar sus hogares como consecuencia de fenómenos meteorológicos repentinos como tormentas o inundaciones que están fuertemente ligados con el cambio climático. Así se desprende de un informe publicado por la ONG Oxfam.

En 'Desarraigados por el cambio climático', Oxfam analiza el periodo entre 2008 y 2016 y evidencia "la despiadada desigualdad del cambio climático" puesto que las comunidades pobres, cuyas emisiones de gases de efecto invernadero apenas si son medibles, tienen un riesgo mucho mayor de verse obligadas a desplazarse en comparación con las personas que mayor daño están provocando al medio ambiente.

Según la ONG, los fenómenos meteorológicos extremos provocaron el desplazamiento de 14 millones de personas de los países más pobres (el 0,42 por ciento del total de la población de estos países) frente al cerca de un millón de personas de los países de ingresos altos (el 0,08 por ciento de la población).

En 2016, un total de 23,5 millones de personas se vieron obligadas a desplazarse por primera vez como consecuencia de fenómenos meteorológicos extremos, si bien Oxfam considera que "es muy probable que esta cifra sea menor que la real, puesto que no tiene en cuenta las personas desplazadas por desastres de 'evolución lenta' como sequías o el aumento del nivel del mar".

En este sentido, la ONG estima que solo en los primeros nueve meses de 2017, cerca de 1,9 millones de personas se vieron obligadas a desplazarse debido a las sequías.

"¿Cuántas más tormentas 'del siglo' tendremos que ver para que nuestros líderes asuman la realidad y actúen?", se pregunta Tracy Carty, experta en cambio climático de Oxfam. "El cambio climático está engullendo costas enteras y arrasando casas. Está dejando tierras de cultivo totalmente secas, haciendo añicos las vidas de millones de personas que apenas han contribuido a causarlo. Es inconcebible abandonar a las comunidades pobres a su suerte ante desastres que no han provocado", defiende.

DESPLAZADOS INTERNOS

La mayoría de las personas desplazadas a causa de catástrofes provocadas por fenómenos meteorológicos extremos y otros impactos del cambio climático como las sequías se quedan en sus países, si bien en algunos casos se ven obligadas a cruzar fronteras. En algunos casos, el desplazamiento es temporal, pero en otros termina siendo permanente, mientras que, según la ONG, también hay quien querría marcharse pero no tiene los recursos necesarios y se quedan "atrapados".

Asimismo, alerta el informe, el cambio climático también puede agravar determinadas condiciones que terminan provocando conflictos y violencia, en un contexto en que las personas se ven obligadas a competir por unos recursos naturales, como el agua, cada vez más escasos.

Por otra parte, el informe de Oxfam pone de manifiesto que el cambio climático afecta de forma desproporcionada a mujeres y niños, así como a los pueblos indígenas. En el caso de las primeras, el desplazamiento suele implicar un mayor riesgo de violencia y mayores dificultades a la hora de obtener la ayuda necesaria.

En cuanto a los pueblos indígenas, los nuevos desafíos del cambio climático "se suman a la larga historia de discriminación y dominación colonial". En su caso, el desplazamiento además de suponer la pérdida de sus medios de vida suele repercutir en la profunda conexión cultural y ancestral de estas comunidades con sus tierras.

LLAMAMIENTO DE OXFAM

Así las cosas, Oxfam ha hecho un llamamiento a los líderes mundiales para que promuevan mayores reducciones de las emisiones con vistas a limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados. Por otra parte, considera necesario que haya financiación de "pérdidas y daños" puesto que las comunidades en primera línea no pueden ser las únicas en hacer frente a las consecuencias económicas del cambio climático.

La ONG reclama también financiación para mitigar y adaptarse al cambio climático, ya que considera que "los países ricos aún tienen mucho que hacer para alcanzar los objetivos de financiación establecidos en el Acuerdo de París y deben aclarar cómo planean lograrlos".

Por último, sostiene que los pactos mundiales de Naciones Unidas sobre refugiados y migraciones previstos para 2018 deben incluir medidas de protección para las personas obligadas a emigrar a otros países como consecuencia de desastres naturales.

"Hemos llegado a esta situación debido a la inacción, pero no es demasiado tarde para adoptar las medidas necesarias para salvar millones de vidas", sostiene Carty. "Aunque a veces parezca que la situación es insalvable, debemos seguir el ejemplo de muchas comunidades del Pacífico, cuya valiente determinación es toda una fuente de inspiración, y luchar por nuestro futuro". zanja la responsable de Oxfam.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies