La Asociación de Personas con Autismo construirá una ciudad con minipisos y recursos específicos en El Pardo

 

La Asociación de Personas con Autismo construirá una ciudad con minipisos y recursos específicos en El Pardo

Actualizado 17/01/2010 12:05:06 CET

APNA espera empezar a construir el complejo a finales de 2010 y concluir en "seis o siete años"

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Padres de Personas con Autismo (APNA) ha elaborado un pre-proyecto para construir una ciudad destinada al colectivo con minipisos, recursos específicos y actividades recreativas en una parcela de 24.000 metros cuadrados en el monte de El Pardo, según informó la presidenta de la asociación, María Isabel Bayonas, a Europa Press.

La idea es que el recinto esté abierto para todos los ciudadanos, y que los autistas que vivan o acudan a sus talleres y actividades se encarguen también de trabajar en los diferentes recursos con los que estará dotada la 'Ciudad del Autismo'.

A la entrada de la parcela se situará una casa para que el director del centro viva con su familia y, a continuación, se situará una zona deportiva con pistas de baloncesto, fútbol, balonmano... y una cafetería.

La enfermería, una lavandería industrial y los edificios para realizar talleres de cerámica, artesanía, bisutería, reciclaje de papel... se situarán a continuación, justo frente a un Centro de Día donde las personas con autismo puedan acudir a pasar la jornada y realizar diversas actividades.

Además, se pretende construir un área social con salas de descanso, una cafetería con restaurante y otros espacios, que se completarán con las actividades que se puedan realizar en un centro de ocio con 30 plazas y una piscina.

Completan el recinto una zona con entre 70 y cien miniapartamentos individuales para que quienes sufren esta enfermedad y quieran vivir allí gocen de cierta independencia, intimidad y autonomía, así como con un centro educativo para niños de 3 a 21 años.

Asimismo, está previsto levantar un invernadero y una huerta, donde cultivar productos y aprender a trabajar con la tierra. En total, los edificios proyectados de momento ocuparían 14.000 metros cuadrados, porque la asociación quiere que quede suficiente espacio para ampliar las instalaciones si en el futuro fuera necesario.

SOLICITAN AYUDA

Bayonas espera que la construcción del complejo pueda comenzar a finales de este año, aunque la asociación aún está hipotecada con el pago del terreno, situado junto a la carretera de Colmenar, muy cerca del campus de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Después, deberán invertir unos 5,5 millones de euros en los próximos seis o siete años hasta concluir todo el proyecto, si bien comenzarán con los servicios más prioritarios como el Centro de Día o el colegio, ya que en las infraestructuras que existen actualmente comienza a haber escasez de plazas.

Por eso, para poder llevar a buen puerto la iniciativa, Bayonas pide ayuda a empresarios, constructores e instituciones, que además de hacer una buena obra social podrán llevarse el mérito de "haber construido el primer centro de este tipo y de estas dimensiones del mundo".

De momento, la Fundación ONCE ayudó a las aproximadamente 500 familias de autistas que forman la asociación a comprar el terreno, pero los ciudadanos también pueden colaborar de manera puntual o sostenida, para lo que se pueden informar en la página web www.apna.es.

Asimismo, la presidenta de APNA aseguró que luchará por conseguir cualquier ayuda de las administraciones públicas que exista, aunque no se mostró muy confiada con las posibilidades respecto al Gobierno central, sobre todo a la vista de los resultados de la Ley de Dependencia. "La Ley es muy buena, está muy bien hecha, pero no tiene suficientes recursos. El PSOE la utilizó en las elecciones y creó unas expectativas en las familias que ahora no puede satisfacer", lamentó.

MIRAR AL FUTURO

Sin embargo, Bayonas se mostró convencida de que el proyecto saldrá adelante gracias al empuje de las personas que, como ella, tienen que convivir con el autismo día a día. Y es que todos tienen en común el temor a qué pasará con sus seres queridos cuando quienes los pueden cuidar ya no estén.

"Actualmente existe un centro, el Leo Kanner --en honor al descubridor del autismo--, que es un centro de educación para niños, y una residencia de adultos con 24 plazas, el 90 por ciento de las cuales están sostenidas por la Comunidad de Madrid. Pero falta espacio, y yo quiero dejar solucionado el problema con un lugar donde las personas con autismo puedan estar bien atendidas y, además, felices, y no 'almacenadas' como sucede ahora", explicó.

Y realmente hace falta, ya que según sus datos uno de cada 150 nacidos en el mundo sufre esta enfermedad, de diagnóstico difícil y que además se complica por los diferentes tipos existentes y por otras dolencias asociadas a ella.

De hecho, tan sólo en la ciudad de Madrid se calcula que existen entre 150 y 180 adultos autistas, al margen de los niños con el mismo problema.

MADRE CORAJE

En cualquier caso, está claro que si el éxito de la iniciativa depende de esta 'madre coraje' la 'Ciudad del Autismo' será una realidad tarde o temprano, como demuestra la multitud de proyectos en los que se ha visto inmersa desde que hace casi 40 años descubrió que su hijo David tenía autismo.

"No aprendió a andar hasta los 18 meses, y no habló hasta los ocho años. En ese momento, nadie sabía qué le pasaba, y algunos médicos decían que estaba loco y había que llevarlo al manicomio de Ciempozuelos y otros que el problema lo tenía yo porque estaba obsesionada", relató.

Finalmente, un médico le habló del autismo, y le aseguró que en España no existían los recursos que su hijo necesitaría el resto de su vida. "Entonces habrá que crearlos", respondió ella, y fundó en su propia casa la primera asociación de autistas en España. Cuatro décadas más tarde, Bayonas es presidenta de la Organización Mundial del Autismo (OMA), presidenta de la Federación Española (FESPAU) y vicepresidenta primera de la Federación Latinoamericana del Autismo (FELAC).

Esta ex rejoneadora ha pasado la vida volando de un punto a otro del planeta investigando las medidas que se toman para ayudar al colectivo y promoviendo la creación de asociaciones que luchen por sus derechos. "Cuando empecé sólo había recursos en Estados Unidos y en Reino Unido, y yo preferí el modelo británico porque era más educativo", indicó.

Por ello, los compañeros de su marido, aviador de combate, en la ya desaparecida Aviaco financiaron la educación de algunos profesionales en este ámbito en Reino Unido, y ésa fue la semilla para un proyecto que ahora cuenta con representación en todas las comunidades autónomas y que pronto dará un paso más con la pionera 'Ciudad del Autismo' madrileña.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies