Carmena no hará inauguraciones si es alcaldesa y no se irá de Cibeles

Nacho Murgui y Manuel Carmena
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 17/03/2015 19:14:00 CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La precandidata de 'Ahora Madrid' a la Alcaldía de la capital, Manuela Carmena, ha prometido este martes que "quiere hacer las cosas de forma diferente" si llega a ser regidora y por eso "no hará ninguna inauguración de obras, ni actos de poner la primera piedra ni cortar cintas".

   En una rueda de prensa para presentar su candidatura a las primarias del partido instrumental compuesto por Ganemos y Podemos, considera que estas loas e inauguraciones cuestan bastante dinero, "son ridículas, no es serio y es un circo" y cree que no es necesario hacerlas porque "si las cosas funcionan bien, los ciudadanos lo sabrán".

   Otro de los anuncios de Carmena ha sido que no va mover la sede municipal del Palacio de Telecomunicaciones de la Plaza de Cibeles, tal y como ha prometido la candidata del PP Esperanza Aguirre. Cree que el edificio "hay que aprovecharlo" porque todos los traslados suponen desembolso económico.

   Eso sí, ha indicado que cederá espacios en este enorme edificio para las asociaciones y así se convierta en "el Palacio del Ayuntamiento y de la Sociedad Civil y colectivos sociales". "Así oiremos las propuestas todos los días", ha añadido.

   Manuela también ha prometido que, en gobierno o en oposición estará cuatro años en el Ayuntamiento pero "ni un día más". "Queremos que nos evaluéis. Para mí son muy emblemáticas las memorias de Adriano de Marguerite Yourcena, en las que traslada que gobernar es escuchar, rompiéndose la cabeza para superar las dificultades, para que haya más felicidad", ha indicado.

   La exmagistrada ha querido agradecer el trabajo desempeñado por las personas que van en su lista porque quiere que la ciudadanía conozca a los que pueden ser futuros concejales --algunos de ellos han tomado el micrófono y han hablado unos segundos--, ya que, a su juicio, Madrid "está inmersa en el anonimato burocrático".

   También ha querido homenajear a la prensa. "Nosotros creemos que la prensa ayuda a esta transparencia. Estoy harta de ver ruedas de prensa en las que no hay preguntas", ha dicho la precandidata, que ha terminado su breve discurso y ha abierto un turno de muchas preguntas.

CÓMO ENTRÓ EN POLÍTICA

   Así, ha respondido a una periodista cómo aceptó encabezar esta candidatura tras dos meses diciendo que no. Carmena, de 71 años, ha explicado que ella estaba "muy tranquila" jubilada aunque dedicada a la divulgación de proyectos dedicados a los Derechos Humanos y a la economía social.

   "Abandoné la Judicatura, que me encanta porque entiendo que haces labores de paz, pero es tan absorbente que cuando te das cuenta tienes una mochila y quieren que otros la usen y la disfruten", ha detallado.

   La exjueza ha indicado que se solidarizó con el movimiento ciudadano porque lo conoce muy bien cuando fue jueza de Vigilancia Penitenciara conoció "la heroicidad de tanta gente de los barrios en una época de la lacra de la droga".

   Ahora, cuando hace unos meses vino a hablar con ella un amigo de un grupo de Ganemos Madrid les dijo que no se presentaría porque era "tiempo de los jóvenes". Pero, a continuación, ha explicado que vio una "película magnífica" sobre la lucha femenina llamada 'La piedra de la paciencia' cuando se convenció de que podía ser un "puente" entre la gente mayor y la joven, "que sé que están preparando y tienen una gran capacidad de gestión".

   "Cuando tuve una reunión con ellos recordaba cuando tenía 20 años y me acordaba de esa imagen de los abogados de Atocha de Antón Martín --ella estuvo a punto de morir en ese atentado--, de cuando íbamos con pantalones de campana. Me hicieron sentir una enorme solidaridad. Estos son los míos, son los chicos y les voy a ayudar", pensó al aceptar liderar este proyecto.

   La precandidata ha asegurado que la madurez "da otra visión de la sociedad, te hace ver una globalidad, es un instrumento muy adecuado para interpretar todo tipo de alternativas".

   "Probablemente, junto con esa experiencia de madurez, tengo gestión. Me he enfrentado a problemas de gestión muy delicados. Teníamos departamentos con 800 funcionarios y me puse a hacer cursos de gestión, porque la gestión te obliga a recoger de todos, a desechar nada. Creo tanto en la gestión que propuse a los miembros del CGPJ que hicieron cursos de gestión, sin mucho éxito. Es la fórmula de conseguir objetivos que sena eficaces y eficientes", ha relatado.

   También ha recordado los "maravillosos" servicios sociales que puso el Ayuntamiento de Tierno Galván en los juzgados y que "ayudaron muchísimo" a los jueces. "Los servicios sociales tienen que estar en cualquier parte, como los derechos humanos. Son las estructuras de la lucha contra la desigualdad, ese especie de cadena y escaleras que tienen que estar en todas las partes", considera.

   De sus años como magistrada también ha rescatado el drama de soledad, de muchas personas que han sufrido mucho y que en algunos casos se han suicidado. Por eso, ha defendido espacios públicos y colectivos que generen felicidad. "Queremos que las tres generaciones estén entrecruzadas, que haya sillas para que puedan comer y jugar al ajedrez, que mucha más capacidad de desarrollo y felicidad", ha esbozado.

   Por otro lado, Carmena ha reconocido que actualmente los ciudadanos desconfían de los políticos porque "tienen la sensación de que sólo quieren mantenerse en el poder". "No podemos degradar la imagen de lo que tiene que ser la política, que debe ser la mejora de la vida social, no que parezcan escolares enfadados insultándose. Hay que hacer las cosas distintas. Tenemos muy claro nuestras actitudes", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies