La seguridad de una discoteca de Alcorcón niega la agresión homófoba de la que se le acusa

Publicado 20/08/2018 15:55:36CET

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La empresa responsable de la seguridad de la discoteca Jowke de Alcorcón ha anunciado que tomará las medidas oportunas ante la acusación de un joven que asegura haber sido víctima de una agresión homófoba después de darse un beso con su pareja al negar que se haya producido alguna discriminación por razón de orientación sexual.

Ganar Alcorcón denunció ayer que un joven había sido presuntamente agredido por un miembro de la seguridad. El afectado es primo de la actriz Andrea Duro, quien denunció la agresión a través de sus redes sociales.

La empresa de seguridad ha asegurado en un comunicado que los hechos ocurridos la madrugada del domingo nada tuvieron que ver con una acción homófoba.

Y lo afirma tras haber entrevistado a los miembros de seguridad que trabajaron esa noche y revisado las imágenes de las cámaras de seguridad. Así, ha advertido de que cualquier acusación en la que se vean implicados tendrá repercusión legal al tomar las medidas oportunas.

Una compañera del vigilante implicado en los hechos ha afirmado a Europa Press que las imágenes que grabaron las cámaras de seguridad del parking no muestran que se dieran tal beso, ni que hubiera pistas que les indicara su condición sexual.

Al parecer, un compañero le habría dado un bofetón al joven después de increpar durante más de media hora a un trabajador mayor del parking. La trabajadora ha dejado claro que no comparte ese comportamiento violento.

En su cuenta de Twitter, la dirección de la discoteca manifestó ayer que la empresa "no discrimina por razón de raza, sexo o religión y cuenta en su plantilla con personal de muy distintos orígenes, nacionalidades y condiciones".