Las víctimas de violencia machista ya no deberán tener orden de protección para recibir un piso social

Cristina Cifuentes, en CIMASCAM
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 23/11/2015 14:53:22 CET

La Comunidad se personará en los procedimientos penales por violencia de género y llevará a cabo campañas de sensibilización

   MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Las víctimas de violencia de género en la Comunidad de Madrid ya no deberán obtener una orden de protección para recibir una vivienda pública y podrán permutará su casa por otra para garantizar su seguridad.

   Estos unas de las medidas más importantes de la Estrategia contra la Violencia de Género que ha avanzado este mediodía la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, durante su visita al Centro de Atención Integral a Mujeres Víctimas de Violencia Sexual (CIMASCAM).

   Por tanto, a partir de ahora no será necesario contar con una orden de protección judicial, es decir, no se obligará necesariamente a la víctima a denunciar, ya que muchas veces es reacia a hacerlo por cuestiones económicas o afectivas.

   Para acceder a una vivienda pública bastará con un informe de los servicios sociales especializados. Además, en el caso de que la víctima cuente con un piso en propiedad, se podrá realizar una permuta del mismo con la vivienda pública, con el fin de garantizar su protección.

   La Estrategia de Actuación Integral contra la Violencia de Género para el período 2016-2021, que será aprobada mañana por el Consejo de Gobierno, con un presupuesto de 272 millones de euros y 160 medidas que pretenden luchar activamente contra este gravísimo problema.

   La presidenta ha instado a las administraciones y a la sociedad en su conjunto a seguir trabajando para erradicar la lacra que supone la violencia contra las mujeres y ha animado a las víctimas a que rompan su silencio porque "nunca es tarde para empezar una nueva vida".

   Coincidiendo con la celebración el próximo miércoles del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y tras participar en un encuentro con profesionales de la Red de Atención a Víctimas de Violencia de Genero de la Comunidad de Madrid y mujeres que padecen la violencia de género, ha avanzado que la Estrategia, que será aprobada mañana en Consejo de Gobierno, contempla la personación de la Comunidad de Madrid en los procedimientos penales por violencia de género en causas de muerte o lesiones graves.

   En este sentido, no será necesario contar con una orden de protección para acceder a la vivienda pública, sino que bastará con un informe de los servicios sociales especializados. Además, en el caso de que la víctima cuente con un piso en propiedad, se podrá realizar una permuta del mismo con la vivienda pública, con el fin de garantizar su protección.

   Además, se mejorará la atención a la víctima en el sistema judicial con medidas, como, por ejemplo, la extensión de los sistemas de videoconferencia, la formación específica de los operadores jurídicos y otros sistemas de protección y apoyo a la víctima durante el juicio.

"NO BAJAR LA GUARDIA"

   La presidenta de la Comunidad ha invitado a los presentes a "no bajar la guardia hasta que se logre erradicar esta inaceptable realidad". "La violencia contra la mujer es una violación de los derechos humanos, un obstáculo para el desarrollo de toda sociedad, y es una preocupación fundamental para todos y prioritaria para el Gobierno de la Comunidad de Madrid", ha aseverado.

   Así, en lo que va de año, 48 mujeres han sido asesinadas en España, tres de ellas en la región, el último caso, hace tan solo unos días, en Carabanchel.

   Para afrontar esta grave situación la estrategia anunciada permitirá mejorar las medidas y actuaciones en materia de prevención y sensibilización; consolidar un modelo de atención integral a las víctimas; incrementar los mecanismos para llevar una evaluación y un seguimiento más continuado de las actuaciones; promover estudios e investigaciones que permitan conocer mejor la realidad de la violencia de género; y mejorar los recursos y medidas dirigidas a aquellas víctimas de violencia de género más vulnerables.

   Algunos de los objetivos principales son ayudar en la inserción sociolaboral de las víctimas, garantizar y priorizar el pago de las ayudas económicas así como aportar orientación jurídica especializada sobre sus derechos o sobre las implicaciones de la orden de protección.

CAMPAÑAS DE PREVENCIÓN

   La Estrategia busca potenciar la referencia masculina con medidas como incluir mayor número de varones entre los profesionales en la lucha contra la violencia de género, trabajando en la rehabilitación del maltratador, con campañas de sensibilización y prevención dirigidas a los hombres o con la creación de un servicio de asesoramiento para hombres que quieran saber cómo establecer relaciones no violentas basadas en el respeto, ha dicho Cifuentes.

   Además, apuesta por la Formación y sensibilización del empresariado y los representantes de los trabajadores para incluir la lucha contra el acoso sexual en los convenios colectivos, así como promover actuaciones en este ámbito en el marco de los planes de igualdad y de responsabilidad social corporativa de las empresas.

   Precisamente, Cifuentes ha hecho referencia a la sensibilización social y la tolerancia cero ante la violencia familiar, la de género y la doméstica, especialmente contra las personas mayores y los menores.

   "Hay que romper el silencio. No os calléis, por favor. Contad con nosotros para ayudaros con total discreción. Nunca es tarde para empezar una nueva vida", ha indicado.

RED DE ATENCIÓN INTEGRAL

   En la actualidad, la Comunidad de Madrid cuenta con una Red de Atención Integral a mujeres formada por 23 centros residenciales: 16 centros destinados a víctimas de violencia de género en las relaciones afectivas; dos centros destinados a víctimas de trata con fines de explotación sexual y a mujeres que desean abandonar el ejercicio de la prostitución; cuatro centros para mujeres jóvenes víctimas de violencia, y un centro para mujeres reclusas y exreclusas.

   Asimismo, el Gobierno regional dispone de 5 Centros no residenciales; 52 Puntos Municipales del Observatorio Regional de la Violencia de Género, que están distribuidos por toda la región; servicios como el 'Programa Atiende' para atender el daño emocional de mujeres y menores víctimas de violencia de género; el Servicio de Orientación Jurídica, y el teléfono 012, que funciona las 24 horas del días y los 365 días del año, de una manera gratuita y confidencial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies