Uno de cada dos conductores, dispuesto a conducir un coche eléctrico

Actualizado 25/01/2012 12:19:41 CET
Vehículo Eléctrico De Toyota
Foto: TOYOTA

HANOVER (ALEMANIA), 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El 50% de los conductores estaría dispuesto a conducir un vehículo eléctrico en el futuro, según un estudio sobre movilidad realizado por Continental en Alemania, que pone de manifiesto que este tipo de automóviles tiene un gran mercado potencial, "tan pronto experimenten una sensible bajada de precio".

   El informe pone de manifiesto que el 99% de las personas encuestadas han oído hablar de los coches eléctricos y que el 90% de ellos recorre menos de cien kilómetros diarios, lo que supone que la autonomía media actual de este tipo de coches permitiría satisfacer las necesidades de la mayor parte de los usuarios.

   Continental explicó que la próxima generación de baterías de este tipo de vehículos, que aportarían unas autonomías de cerca de 300 kilómetros, servirían para dar respuesta a las necesidades de movilidad diaria del 97% de los conductores.

   Según el estudio, el 30% de los conductores se decantarían por un automóvil eléctrico en lugar de por uno convencional y el 71% de ellos estaría dispuesto a sacrificar la velocidad máxima de su vehículo si éste fuera un coche eléctrico.

   Además, los resultados de la encuesta reflejan que el 51% de los conductores cuenta con un aparcamiento fijo con una toma de corriente cercana y que el 80% de ellos está a favor de que se expanda la red actual de recarga.

EL PRECIO, EL FACTOR CLAVE.

   Por otro lado, el informe de Continental señala que el precio es el factor más relevante para el 43% de los encuestados a la hora de adquirir un coche eléctrico. Así, el presidente de la empresa, Elmar Degenhart, afirmó que los compradores son "muy sensibles al precio".

   "Hay una diferencia de 10.000 euros entre el coste de un coche eléctrico y el coste de uno convencional. Por esta razón es muy importante que los proveedores y los fabricantes aprovechen todas las oportunidades que permitan rebajar los costes, y que no dependa sólo del volumen de unidades vendidas", añadió.

   Igualmente, Degenhart subrayó que su compañía continúa trabajando en la evolución de propulsores eléctricos, aunque destacó que los motores de combustión "seguirán dominando el mercado aún por muchos años".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies