No utilizar colonias con olores dulces y usar repelentes con dietiltoluamida evita las picaduras de los mosquitos

Mosquito Tigre
USPHOSPITALES/FLICKR
Actualizado 08/07/2013 11:53:17 CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

No utilizar colonias que desprendan olores dulces y usar repelentes con dietiltoluamida ayuda a evitar las picaduras de los mosquitos, propias en esta época del año, especialmente en las zonas costeras y algunas regiones montañosas del interior, debido a que estos insectos se desarrollan mejor en ambientes húmedos y cálidos.

Asimismo, según han asegurado desde Cinfa, es recomendable no usar jabones con perfumes o aerosoles para el pelo, dado que los atraen; no salir a la calle entre el anochecer y el amanecer; evitar estar cerca de cubos de basura, balsas con agua o jardines; mantener una correcta higiene corporal; usar ropa que cubra la piel y sacudirla antes de usarla; dejar la luz apagada si la ventana está abierta; poner mosquiteras; y consultar al farmacéutico sobre los tratamientos más adecuados para cada persona.

En este sentido, la doctora de Cinfa, Aurora Garre, ha informado de que los mosquitos hembra son los responsables de las picaduras, dado que son los que necesitan las proteínas de la sangre de las personas para completar la maduración de sus huevos.

"Para poder extraer la sangre con mayor facilidad, los mosquitos cuentan en su saliva con un anticoagulante muy potente que introducen en nuestro torrente sanguíneo al picarnos. De esta forma, bloquean la acción solidificante de las plaquetas de nuestra sangre, evitando que la herida se cierre y la sangre deje de salir. Sin embargo, el sistema inmunitario reconoce esa sustancia introducida por el insecto como algo ajeno al cuerpo y la ataca, lo que provoca la inflamación de la zona y la picazón", ha señalado la experta.

Por ello, y con el objetivo de evitar el dolor y las molestias de la acción de los mosquitos, Garre ha insistido en que existen algunos tratamientos preventivos para evitar las picaduras. "Los repelentes de insectos son sustancias que se aplican en las zonas de piel expuesta o en las prendas de vestir para evitar el contacto con el insecto. Debe elegirse un producto que cuente entre sus principios activos con la dietiltoluamida (DEET), considerada el repelente más eficaz por la Organización Mundial de la Salud (OMS)", ha comentado.

Finalmente, la asesora médica de Cinfa ha informado de que los tratamientos calmantes están indicados para aliviar el dolor y picor una vez que se ha producido la picadura. "Su principal activo es el amoniaco, que actúa modificando el PH y neutraliza la toxina introducida por el insecto", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies