UPA alerta de que la falta de agua está pasando factura a la apicultura, así como al sector ovino y caprino de carne

Riego. Regadío. Sequía. Agua
CHD
Publicado 31/12/2017 12:29:45CET

La organización advierte que de no tomarse medidas en sector de la fruta de hueso "se comprometerá la viabilidad de explotaciones"

MURCIA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Murcia advierte que la falta de agua está pasando factura a la apicultura, así como al sector ovino y caprino de carne, además de tener efectos en los cítricos y frutales en la reducción de kilos y en la supervivencia del arbolado.

Concretamente, el sector de la apicultura, "es uno de los más afectados por la sequía", ya que "la falta de floración ha incidido muy negativamente en la producción, ocasionando fuertes pérdidas". Aunque la sequía ha tenido efectos negativos sobre el sector ovino y caprino de carne, fundamentado en el pastoreo en prados y rastrojeras.

Pero la disminución de la oferta de corderos, como consecuencia de la sequía a nivel nacional, no se ha reflejado lamentablemente en un aumento de los precios percibidos por los productores, ha lamentado UPA.

De hecho, los ganaderos de ovino y caprino de carne están sufriendo este año importantes pérdidas por el incremento en los costes de producción, motivados principalmente por la alimentación a base de piensos debido a la escasez de pastos motivado por la fuerte sequía. Además, siguen sufriendo la competencia de importaciones de carne a bajos precios que ocasiona graves pérdidas para la rentabilidad de los ganaderos.

La organización ha resaltado que el sector de frutos secos, principalmente almendra, se ha mantenido durante 2017 la inercia de precios de años anteriores, "si bien con una tendencia a la baja en los últimos meses" y se ha mostrado preocupada por "el importante incremento de plantaciones, en muchos casos de regadío, que se viene realizando en regiones y zonas no tradicionales de cultivo por la incidencia que pueda tener su entrada en producción".

Por lo que respecta a los cítricos, UPA valora la campaña iniciada en otoño como normal en producción y estable en precios, "si bien su principal amenaza al igual que para los frutales es la inexistencia de agua para regadío que puede tener sus efectos en una reducción de kilos y en la supervivencia del arbolado".

MALOS PRECIOS SECTOR DE FRUTAS Y HORTALIZAS

En su balance del año, la organización asegura, así, que ha sido un año "horrible" por la falta de agua y la "inactividad" del Gobierno central, afrontando un 2018 con "la peor de las perspectivas"; destacando, entre otras cosas, la especial situación que vive el sector de frutas y hortalizas.

Un sector, ha resaltado la organización, "que lleva padeciendo años los malos precios, especialmente los productores de fruta de hueso", con precios "ruinosos" que, "de no tomarse medidas de inmediato, comprometerá la viabilidad de las explotaciones".

UPA lamenta, así, que los productores sigan sin acceder a la mayor parte del valor añadido que generan los alimentos que producen, así como que la mayoría de explotaciones agrarias no se beneficien de la subida del 5 por ciento que prevé el Gobierno para 2018 a nivel nacional.

Sobre las hortalizas, UPA señala que, en líneas generales, han vivido un año en el que no han existido grandes oscilaciones de precios, salvo momentos complicados para algún producto en determinados momentos de la campaña. No obstante, advierte que "es el sector que ha tenido que hacer frente a un mayor encarecimiento de los costes al soportar para una parte importante de la producción los sobrecostes derivados de la deslocalización productiva".

Por lo que se refiere al viñedo, los precios recibidos por los productores se están beneficiando del funcionamiento de las exportaciones, favorecidas por la reducción de la cosecha que ha sido general a nivel mundial y especialmente en Italia y Francia, aunque la mejora del precio con respecto al año pasado "ni compensa la caída de la producción ni alcanza los niveles esperables ante la mayor demanda de vino en el mercado mundial".

EN RIESGO CONTINUIDAD DE OTROS SECTORES Y PÉRDIDA COMPETITIVIDAD

La ligera recuperación que ha habido en el precio de la leche de vaca con respecto a las dos campañas anteriores no ha estado, a juicio de esta organización de agricultores y ganaderos, en consonancia con la evolución de las cotizaciones de los productos industriales en los mercados mundiales, "siendo más complicada la situación para las explotaciones de la Región de Murcia al situarse el precio prácticamente todos los meses por debajo del precio medio a nivel nacional".

De hecho, subraya, "la falta de una recuperación en el nivel de precios que cubran de forma continuada los costes de producción, está poniendo en grave riesgo la continuidad del sector en la Región".

Finalmente, UPA mantiene la defensa de los ganaderos, y en particular la exigencia a las empresas integradoras "para que respeten los acuerdos firmados", así como reiterando a la Administración regional "la necesidad de acometer un plan estratégico encaminado a la modernización de las explotaciones, con el fin de evitar pérdida de competitividad con respecto a otras Comunidades Autónomas en las que sí han apostado de forma decidida por el sector".