El Congreso pide al Gobierno reforzar los medios y el personal para frenar las 'fake news'

Joséd Manuel García Margallo y la Comisión de Seguridad Nacional
GPP - Archivo
Publicado 07/03/2018 18:50:35CET

Rechaza una iniciativa de Unidos Podemos para que el Gobierno no pueda atacar la libertad de expresión con la excusa de combatir bulos

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Seguridad Nacional ha aprobado este miércoles una proposición no de ley que pide al Gobierno reforzar los medios materiales y humanos que se dedican a combatir las campañas de desinformación en el ciberespacio y las denominadas 'fake news'.

La iniciativa ha sido impulsada por el PSOE y ha recibido el apoyo de PP y Ciudadanos. Unidos Podemos sin embargo se ha opuesto y ha defendido su propia proposición no de ley pidiendo al Gobierno que no pueda atacar la libertad de expresión con la excusa de combatir bulos, que ha sido rechazada.

El diputado del PSOE César Luena ha explicado que la proposición aprobada tiene el objetivo de instar al Gobierno a participar de manera activa en el proceso de construcción de la estrategia de la Unión Europea para parar la difusión de noticias falsas en línea.

Según ha sostenido, el Ejecutivo debe apoyarse en la East Stratcom Task Force, un equipo de profesionales cuya misión es detectar estas acciones en países de la Asociación Oriental (Armenia, Azerbayán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania). Pero ampliar también su rango de acción a las campañas de desinformación que puedan ser detectadas respecto a los Estados miembros.

Luena ha sostenido que la proliferación de noticias falsas en el ciberespacio es una "realidad" y ha repasado varios eventos políticos que han sufrido estas campañas en todo el mundo, como las elecciones de Estados Unidos, el Brexit o los comicios de Alemania e Italia. Pero ha recordado que también hubo campañas de desinformación en Cataluña con motivo del referéndum del 1 de octubre.

"Si estas campañas que se basan en mentiras y manipulaciones evidentes campan a sus anchas, al fin debilitan los sistemas democráticos e institucionales", ha avisado subrayando la necesidad del Estado de derecho de "actuar". "Ha llegado el momento de evaluar y reforzar los instrumentos", ha insistido el diputado socialista.

Estos argumentos han sido apoyados por el senador del PP Joaquín Ramírez, quien cree que las 'fake news' "han llegado para quedarse y no cabe darles la espalda esperando que la sociedad quede impermeable a ellas". Dado que a su juicio la prohibición es "imposible", la solución debe llegar a través de la promoción de los medios acreditados.

¿DESINFORMACIÓN EL 1O?

La iniciativa también ha recibido el voto a favor del diputado del PDeCAT Jordi Xuclá, quien sin embargo ha puesto en cuestión las supuestas campañas de desinformación a favor de los intereses soberanistas en Cataluña.

También el senador de Unidos Podemos Joan Comorera ha reprochado al PSOE que hable sobre las noticias falsas a favor de la independencia pero no de las contrarias y ha preguntado a Luena si él mismo no está desinformando en su labor parlamentaria.

A juicio de Unidos Podemos, el PSOE y el PP "mezclan desinformación con ciberseguridad y ciberataques" en una estrategia para "dividir entre malos y buenos". Y todo ello con el único objetivo de ejercer "mayor control en la red a cambio de una supuesta seguridad". "Estrategias como las que plantean sin respeto a derechos fundamentales como la libertad de expresión y la libertad de información no pueden ser apoyadas", ha resumido.

PODEMOS: SE CREA ALARMA SIN MOTIVO

Este argumento es el que sostiene la proposición que ha defendido el diputado de Podemos Juanma del Olmo --que ha recibido el voto en contra de la Comisión-- y que pedía evitar que el Gobierno pueda atacar la libertad de expresión a través de medidas que le permitan investigar la veracidad de las informaciones que circulan por Internet e identificar mediante su 'sellado' las denominadas 'fake news'.

A su juicio, "cualquier iniciativa de restricción de las libertades digitales de los ciudadanos en Internet constituye una medida inconstitucional" e "infringe los más amplios principios de derecho internacional". Del Olmo ha denunciado que "se juega con la seguridad de los ciudadanos" creando una alarma que a su juicio "no tiene motivo".