Cs denuncia el llamamiento a la desobediencia de Torra y que Sánchez insulte a los que quitan lazos amarillos

La portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas, en rueda de prensa en Sevilla.
EUROPA PRESS (EDUARDO BRIONES)
Publicado 05/09/2018 11:20:28CET

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz nacional de Ciudadanos (Cs) y líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, considera que el discurso de este martes del presidente de la Generalitat, Quim Torra, es "un llamamiento a la desobediencia y a calentar las calles".

En declaraciones a Antena 3, recogidas por Europa Press, la líder de la oposición en Cataluña ha acusado a Torra de emplear "una retórica muy peligrosa a la que le está cogiendo miedo Europa" y de volver a dirigirse solo a los independentistas. Según ella, su advertencia de que no aceptará aquellas sentencias del Tribunal Supremo sobre los presos soberanistas que no le gusten es muestra de "una llamada a la desobediencia".

Ha reprochado también al jefe del Ejecutivo catalán que avisase de que seguirá por el mismo camino del expresidente Carles Puigdemont y que afirmase que no se arrepiente de nada.

"Lo que es increíble es que ante este tipo de cosas Sánchez no rectifique", ha apuntado Arrimadas, y ha señalado que el presidente del Gobierno no llegará "a ningún lado" limitándose a "insultar" a quienes quitan lazos amarillos en las calles e instituciones públicas como, según ella, hizo el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, diciendo que son "como gorrillas".

PROMOVER MOVILIZACIONES, "LO MÁS GRAVE"

En este sentido, Arrimadas cree que "lo más grave" del discurso de Torra en el Teatro Nacional de Cataluña es su "llamamiento a calentar la calle", y su amenaza con "marchas y paros continuos". "Si a los independentistas les gusta la sentencia, lo respetan; si no, llamarán a la desobediencia", ha aseverado.

La líder de Cs en Cataluña ha puesto como ejemplo al operario del tribunal belga que lleva la "causa manipulada" de Puigdemont contra el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y que quitó los lazos amarillos colgados por un grupo de separatistas catalanes. "Creo que es lo más normal", ha dicho, y ha agregado que "nadie dijo que fuera un ataque a la libertad de expresión".

"Las calles son de todos y vamos a seguir apoyando a los valientes que quieren una Cataluña de todos", ha afirmado, y ha mencionado explícitamente al dueño del restaurante de Blanes (Gerona) que fue increpado por retirar lazos amarillos de la fachada de su local. Arrimadas ha criticado al Ayuntamiento de Blanes por permitir la convocatoria de un acto independentista frente a su restaurante y ha asegurado que solo busca "intimidar" a su propietario.

NO "MÁS PLÁSTICO CONTAMINANTE" EN LAS CALLES

Preguntada por si no sería más partidaria de llenar los espacios públicos de lazos naranjas --por el color de su formación--, en vez de retirar los amarillos, la portavoz de la Ejecutiva de Cs ha sentenciado que se niega a "llenar de más plástico contaminante las calles, carreteras y plazas de Cataluña", como "está haciendo el independentismo".

"Para ellos, quitar una bandera de España es libertad de expresión, quemar una bandera de España o de Francia es libertad de expresión (...) lo que hace el constitucionalismo es un ataque a la libertad de expresión", ha defendido, y ha concluido exigiendo la reapertura del Parlamento catalán para devolver el debate a las instituciones y que Torra no haga "un monólogo en un teatro" para no "dar la cara".

Contador