El Gobierno alega que Zapatero usa el Falcon porque precisa "medidas disuasorias idóneas y comunicaciones seguras"

Zapatero en un mitin en Alcalá de Henares
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 14:27:08 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno justifica el uso del avión Falcon de la Fuerza Aérea por parte del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, incluso para mítines del partido, alegando que se trata de un aparato que garantiza "medidas disuasorias idóneas y comunicaciones seguras".

De esta forma da contestación el Ejecutivo a una pregunta parlamentaria formulada por el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Luis Ayllón, quien se interesaba por conocer las razones que llevaron el pasado 19 de febrero a Zapatero a hacer uso de un avión militar para asistir a un acto dl PSOE en Asturias ysi esto era compatible con el Código del Buen Gobierno.

En concreto, el dirigente 'popular' pedía al Gobierno que concretase el coste (desglosado por dietas, gastos de combustible y horas extras), del uso de la citada aeronave, cuántas personas y en qué condición viajaron con el jefe del Ejecutivo, así como las razones de seguridad que concurren en Zapatero, "y no presidentes anteriores", en relación con el uso de aviones oficiales para asistir exclusivamente a actos de partido.

NO DA CIFRAS

En su respuesta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno sólo da respuesta al último de los interrogantes planteados por Ayllón, al que aclara que se decidió que Zapatero viajara a Asturias al entender que el presidente requiere "medidas disuasorias idóneas" que garanticen la existencia de comunicaciones "permanentes y seguras" durante todo su itinerario.

Además, el Gobierno explica que los protocolos de fijan los medios, itinerarios y demás extremos de seguridad de las personas en las que concurren especiales requerimientos de protección --como es el caso del presidente del Ejecutivo-- son revisados y actualizados "de forma permanente" en función de las amenazas y riesgos que se han registrado.

El Tribunal de Cuentas tiene pedida expresamente una regulación específica del uso de medios de transporte oficiales en las campañas electorales por parte de autoridades públicas al considerar que esa normativa ayudaría a "despejar incertidumbres" como la que se generó en las elecciones europeas de 2009 por la utilización del avión Falcon a disposición de Presidencia del Gobierno para que José Luis Rodríguez Zapatero acudiera a mítines del PSOE.