Este sábado se abre la fosa común en Aranda del Duero (Burgos) localizada gracias a quien escapó de ella

Trabajos en la fosa común de Castillejo de Martín Viejo
ARMH
Actualizado 06/08/2010 13:28:36 CET

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Burgos, José Ignacio Casado, ha anunciado que este sábado abrirán una fosa común de fusilados durante la guerra civil en Aranda del Duero (Burgos), que "es muy conocida". Según ha explicado, se trata de vecinos de Sotillo de la Rivera que "fueron trasladados para ser asesinados por parte de la Guardia Civil" y entre ellos uno, Sixto Adrián, que logró huir del lugar en el momento en el que vio que les iban a asesinar y que después acabó siendo "un muerto viviente de estos 'topos'" escondidos en los bosques, gracias al cual se conoció el lugar de la fosa.

Casado se ha expresado así en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press y ha explicado que el 'topo' estuvo escondido "siete años, y logró informar a las familias del lugar en el cual les habían dado muerte".

"Incluso en el año 38, cuando se hizo el campo de aviación, por eso se conoce el paraje así, hubo un aeródromo que se utilizó para despegar y aterrizar bombarderos del bando nacional, tuvieron que hacer un camino, dieron con aquella fosa y tuvieron que hacer una curva justo en el sitio donde ellos estaban. Estas son las referencias que nosotros teníamos. Era un sitio muy concurrido donde la gente, los braceros, iban a trabajar y siempre se ha conocido que allí estaba la fosa", ha recalcado.

SUERTE POR PODER ENTRAR

Además, ha reconocido que han tenido "suerte" de que la fosa esté fuera de fincas privadas, "a escasos 20 metros de una", pues en la finca contigua intentaron abrir otra fosa la semana pasada y, "los dueños se negaron en redondo" a que pudieramos entrar en ella.

En otro orden de cosas, ha denunciado que, de más de 400 personas que han encontrado por la zona, sólo una vez se personó el juez y abrió diligencias. En su opinión, tanto "antes como después de la Ley de Memoria Histórica", si aparecen restos humanos, "que ya han aparecido, un juez tiene la obligación de acudir al lugar donde aparecen esos restos" y, si no lo hace "está cometiendo una dejación absoluta de sus funciones, y más teniendo en cuenta que estas personas murieron violentamente".

"Además, eso es extremadamente peligroso porque, ¿qué metodo utiliza el juez para saber si son muertos de la Guerra Civil o no? Porque una vez aparecieron cuatro personas cuando iban a construir un chalet y resultó que fueron asesinados en los años 70. Estamos hablando, no ya de que se abran unas diligencias para saber quien los asesinó, sino que el juez siempre está obligado a hacer las diligencias mínimas para levantar el cadaver", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies