Montero defiende un Podemos como "fuerza plebeya" y reivindica el liderazgo de Iglesias

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Montero defiende un Podemos como "fuerza plebeya" y reivindica el liderazgo de Iglesias

328557.1.644.368.20161016113352
Vídeo de la noticia
Publicado 16/10/2016 11:33:52CET

Pide "cuidar" el debate interno para no "dañar" al partido y dice que, hasta ahora, se ha hecho con fraternidad "en lo político"

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La dirigente de Podemos y portavoz adjunta en el Congreso, Irene Montero, ha defendido, en el marco del debate interno que afronta su formación, la necesidad de mantener el "carácter de fuerza plebeya" y huir de "disfraces" que sirvan para aparentar en las instituciones algo que no son. Además, ha reivindicado el liderazgo del secretario general, Pablo Iglesias, como factor fundamental, sin el cual Podemos sería "muy difícil de entender".

"Cuando Podemos nace, no dice que quiere cambiar a los que están en el Parlamento por otros que hagan lo mismo. Podemos dice que el Parlamento se ha convertido en un sitio donde sólo tienen voz aquellos que quieren mandar sin presentarse a las elecciones. Nosotros ese carácter de fuerza plebeya no lo podemos perder", ha asegurado en una entrevista concedida a Europa Press.

En este sentido, Montero, que también es jefa de gabinete del secretario general, Pablo Iglesias, y afín a sus tesis sobre lo que debe ser Podemos en el futuro, cree que en la nueva etapa que afrontan tras cerrarse el ciclo electoral, deben esforzarse en "multiplicar" las "dinámicas de fraternidad que vienen de la sociedad civil organizada".

"El trabajo institucional es muy importante pero tiene que estar al servicio de eso", ha defendido en relación al debate que aborda su partido sobre el equilibrio que debe existir entre las instituciones y la "calle", y en el que el secretario Político, Íñigo Errejón, es partidario de mantener al mismo nivel estos dos planos y no descuidar el trabajo institucional.

HUIR DE LOS DISFRACES

Según la dirigente 'morada', Podemos debe seguir siendo esa fuerza "a través de la cual los sectores populares puedan participar en la política", ya que es lo que, a su juicio, les diferencia del resto. Por ello, considera importante evitar que la "actividad cotidiana" en las instituciones les lleve a terminar pareciéndose a los que habían venido a cambiar.

"Cuando tu vida cotidiana es un sitio muy cerrado, donde no tienes mucho contacto con otros ciudadanos, y sólo tienes contacto con los periodistas que nos siguen u otros políticos, corres el riesgo de terminar haciendo lo mismo que han hecho los otros", ha avisado, para añadir que, por ejemplo, el Congreso --donde es portavoz adjunta de Unidos Podemos-- es una institución "que tiene muchos procedimientos que te invitan a hacer las cosas como se han hecho siempre". "Y nosotros hemos llegado para imprimir cambios", ha apostillado.

Aunque niega que en estos meses de actividad en el Parlamento se hayan disfrazado, sí avisa de que han podido percibirles "como con un disfraz puesto" y por ello coincide con Iglesias en la importancia de alertar de ese riesgo. "Pablo alerta sobre el riesgo de no parecer honestos y coherentes, y de querer aparentar cosas que no somos", ha añadido.

Para evitar caer en ese error, Montero ha abogado por introducir "dispositivos" que garanticen la participación de los militantes en la toma de decisiones, para que no dependan solo de esos cargos públicos.

"Nuestra condición de fuerza plebeya no es sólo aspirar a que nos voten muchos más sectores populares, sino que tenemos que ser coherentes y que nuestra actividad sirva para que los sectores populares puedan tener voz", ha enfatizado.

"DEBATIR SIN DAÑAR"

Asimismo, ha defendido la importancia de "cuidar" este y el resto de debates abiertos en la organización de cara a la Asamblea Ciudadana que celebrarán el año que viene. "Se tienen que dar con rigurosidad y en condiciones de fraternidad, intentando no hacer caricaturas del otro y respetándonos", ha afirmado. "Muchas veces hacemos caricaturas o intentamos confrontar cosas que luego son más de matiz o se resuelven mediante el diálogo", ha lamentando.

No obstante, ha asegurado que, hasta ahora, el debate interno se ha desarrollado "en lo político con fraternidad", independientemente de que haya cosas que a ella no le han gustado. "Pablo también ha dicho que hay cosas que no le han gustado, y a Íñigo, o a Carolina (Bescansa). Una cosa es que no todo te guste, pero que se ha dado con fraternidad, sí lo creo", ha reafirmado.

Tampoco cree que el hecho de alargar estos debates hasta que se celebre Vistalegre vaya perjudicar a Podemos. "Creo que no, y que eso va a ayudar a que los debates lleguen destilados y bien trabajados. Creo que a debatir no hay que tenerle miedo pero sí que hay que cuidar los debates", ha enfatizado.

Aunque todavía no han concretado el calendario para celebrar esta nueva asamblea, ya que creen preciso esperar primero a que se forme Gobierno y cerrar ese capítulo, Montero prevé que no pase de mediados de 2017. En todo caso, asegura que fijarán sus tiempos con sus propios "ritmos", sin tener en cuenta el calendario que marque el PSOE para celebrar su próximo Congreso.

Antes de ese nuevo Vistalegre, Podemos afronta otro proceso determinante: el que se ha abierto en la Comunidad de Madrid para renovar su dirección, su modelo organizativo y su estrategia política, y en el que Montero no esconde su afinidad política con el proyecto que lidera el portavoz en el Senado, Ramón Espinar.

Aún así, prefiere mantener una "distancia prudencial" y seguir con los "ojos muy abiertos" el debate que se está dando a nivel regional. No obstante, reconoce que ese proceso va a servir para "avanzar alguna de las transformaciones tanto organizativas como de línea política" que se darán --y se están dando ya-- a escala nacional.

"Esos debates están atravesando toda la organización. En el caso de Madrid estoy muy atenta. A mí me gusta que sea un proceso en el que haya mucha gente comprometida con escuchar a los círculos, con escuchar a la militancia", ha asegurado, enfatizando esa labor de "escucha" que, precisamente, da nombre al proyecto de Espinar, 'Podemos Escucha'.

DIFÍCIL ENTENDER PODEMOS SIN EL LIDERAZGO DE IGLESIAS

Preguntada sobre si el resultado de este proceso puede afectar al liderazgo de Iglesias de cara a Vistalegre --en el caso de que gane el proyecto de la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, que defiende las tesis de Errejón e integra a muchos de sus afines--, Montero ha avisado de que en estos días se está viendo "que el liderazgo de Pablo es algo sin lo cual Podemos es muy difícil de entender".

"Más que el liderazgo de Pablo, el vínculo que él tiene con las bases", matiza, para añadir, no obstante, que en Podemos han ido avanzando "hacia un modelo de liderazgos colectivos y múltiples voces".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies