Tres asociaciones navarras reclaman una mayor sensibilización social para prevenir el trastorno por déficit de atención

Actualizado 18/09/2008 15:22:05 CET

Fueron recibidas esta mañana por la presidenta del Parlamento foral

PAMPLONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones navarras Andar, Sarasate y Adahi reivindicaron hoy una mayor sensibilización social para prevenir el trastorno por déficit de atención, con o sin hiperactividad (TDAH), que afecta al cuatro por ciento de la población escolar y que es "una enfermedad real con tratamiento indicado".

Estas tres asociaciones fueron recibidas esta mañana por la presidenta el Parlamento de Navarra, Elena Torres, con el fin de exponerle el contenido del documento consensuado en el encuentro nacional que, organizado por la Universidad Los Pacientes de Barcelona, tuvo lugar el pasado lunes con motivo de la celebración de la Semana Europea de TDAH.

En una rueda de prensa posterior, las presidentas de las tres asociaciones expusieron ante los medios los síntomas del TDAH que incluye tanto la hiperactividad como el déficit de atención, "y que interfiere en el desarrollo integral de la persona en las áreas social, académica y afectiva", según explicó María Jesús Torres, presidenta de Adhi.

Una de las consecuencias es el alto porcentaje de fracaso escolar e inadaptación social debido a la falta de autocontrol de los impulsos que afecta al comportamiento de estas personas.

El TDAH se produce como consecuencia de una alteración del sistema nervioso central, aunque es "difícil" encontrar un criterio unánime entre todos, de ahí el encuentro celebrado esta semana en Barcelona "para conseguir una mayor coordinación y un protocolo a seguir", según subrayó la presidenta de Sarasate, Sonia Diader.

Por su parte, la presidenta de la asociación Andar (que se centra en la zona de la Ribera de Navarra), Josefa Equiza, hizo hincapié en la importancia de la "formación del profesorado para que tenga conocimiento del problema real y atienda mejor a estos niños y jóvenes".

Según explicó, se trata de un problema "real, por lo que hay que facilitarles las cosas, ponernos en su pellejo, porque además es un problema crónico que continúa en la edad adulta". Y es que es precisamente cuando la persona crece cuando "las dificultades aumentan y se desarrollan también problemas a nivel de pareja, a nivel social y en el trabajo porque estas personas piensan las cosas después de hacerlas".

En cuanto al tratamiento que requiere este trastorno, Josefa Equiza explicó que es "multidisciplinar, y que incluye la ayuda psicológica, el apoyo familiar y escolar, además de un medicamento farmacológico que controla la carencia de dopamina y que ayuda al enfermo a controlarse sólo durante unas horas".

Por eso, y al no existir un tratamiento que termine definitivamente con este problema, "es necesario la detección precoz, así como un diagnóstico e intervención adecuados", además de la ayuda de las instituciones "para que pongan dinero e inviertan en estos jóvenes y evitar así que caigan en depresiones, cometan delitos o tengan problemas con drogas debido a su fracaso escolar", apuntó Torres.

El encuentro de Barcelona sirvió para consensuar la necesidad de unificar criterios que deben seguir la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad en lo que respecta al papel que han de desempeñar las asociaciones de pacientes.

RECOMENADACIONES

Entre las recomendaciones consensuadas en el encuentro de Barcelona, Josefa Equiza destacó la necesidad de unificar el término TDAH y su utilización inequívoca por parte de los profesionales implicados en el proceso de atención.

También es imprescindible, a juicio de estas asociaciones, "unificar los criterios de diagnóstico y terapéutico utilizados por parte de los profesionales sanitarios y creación de unidades específicas de atención; detección precoz y formación de los profesionales sanitarios y de salud mental".

Además, también consensuaron la necesidad de que se catalogue el TDAH como condición crónica y disminución del coste del tratamiento farmacológico, así como la creación de una especialidad de psiquiatría infantil.

En cuanto a las ayudas, "es importante", añadió Equiza, "que los políticos ayuden con dotaciones económicas a los familiares para un mejor seguimiento de los afectados y su entorno y una mayor coordinación y compromiso con el ámbito socio familiar, escolar y judicial".

En el ámbito escolar, los expertos recomendaron la creación de alternativas académicas con mayores salidas profesionales y el desarrollo de un protocolo de actuación único durante todo el itinerario escolar. Para ello, concluyeron, "será necesario mejorar el entorno familiar, crear unidades de acogida y mediación para los familiares en los servicios sociales de los ayuntamiento, en coordinación con el ámbito escolar y sanitario".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies