Apple pretende lanzar en 2020 un casco de realidad aumentada con un sistema operativo específico

Contador
Logo de Apple
APPLE
Actualizado 08/11/2017 17:39:50 CET

   MADRID, 8 Nov. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La compañía tecnológica Apple está trabajando en el desarrollo de un casco de realidad aumentada, con el objetivo de ponerlo a la venta en 2020. Este dispositivo funcionará de forma independiente, con un sistema operativo propio que ha sido provisionalmente bautizado como rOS.

   Apple pretende llevar al mercado un producto revolucionario, como ya hizo en 2007 con el lanzamiento de su primer 'smartphone' iPhone. Su objetivo, según ha podido saber el medio económico Bloomberg, es disponer de la tecnología necesaria para la construcción de un casco de realidad aumentada en 2019, pensando en ponerlo a la venta un año después, aunque las fechas previstas podrían variar.

   Fuentes anónimas relacionadas con el asunto han explicado que el dispositivo proyectado por la compañía estadounidense contará con su propia pantalla y funcionará con un procesador y un sistema operativo nuevos. De esta forma, este casco de realidad aumentada se diferenciará de los actuales equipos de realidad virtual, que dependen de un 'smartphone' como motor y pantalla.

   El procesador del futuro dispositivo de Apple contará con un procesador propio, que emulará el concepto del chip que monta su 'wearable' Apple Watch, capaz de integrar más componentes en un menor espacio y consumir menos energía.

SISTEMA OPERATIVO ROS Y DESARROLLO DE APLICACIONES

   En cuanto al sistema operativo propio con el que trabajará este casco de realidad aumentada, este se basa en el 'software' móvil iOS de la marca y ha sido bautizado internamente como rOS, siglas de Reality Operating System. Según ha podido saber el citado medio, el que fue responsable de 'software' para juegos y gráficos de Apple, Geoff Stahl, es uno de los directores del grupo de desarrollo de este nuevo sistema operativo.

   En el marco del trabajo con este dispositivo, la tecnológica californiana todavía no ha terminado de desarrollar el mecanismo a través del que los usuarios controlarán el casco y activarán sus aplicaciones, y trabaja con técnicas como paneles táctiles, comandos de voz a través del asistente Siri o gestos con la cabeza.

   Los ingenieros de Apple están diseñando aplicaciones de escritura, uso de mapas, salas de reuniones virtuales y reproducción de vídeos de 360 grados. La empresa valora incorporar al dispositivo una versión propia de la App Store para la descarga de contenidos.

   En lo relativo al 'hardware', Bloomberg ha podido saber que Apple carece por el momento de un dispositivo operativo, por lo que sus ingenieros han comenzado las pruebas trabajando con cascos HTC Vive y un 'gadget' similar al Oculus Gear VR que cuenta con una pantalla de iPhone, cámaras y procesadores. Este último dispositivo será el que se empleará internamente para probar las aplicaciones a partir del próximo año.

   Apple no ha realizado comentarios valorando esta información, pero el citado medio ha recordado que el CEO de la compañía, Tim Cook, manifestó anteriormente que la realidad aumentada "va a cambiar la forma en que usamos la tecnología para siempre", frente a una realidad virtual más aislante. Previamente, la empresa norteamericana había desarrollado de forma interna varios prototipos de dispositivos basados en esta tecnología.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies