Formas sencillas de pasar las fotos de tu móvil al ordenador (y viceversa) sin usar cables

Actualizado 25/10/2016 11:56:10 CET

   MADRID, 25 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Hacer copias de seguridad de los archivos o vaciar la memoria del terminal requiere que se use no solo el teléfono móvil, sino también el ordenador si se quiere conservar todo y no perder la mitad en el camino. Lo más sencillo es utilizar un cable del ‘smartphone’ al PC, pero no es necesario.

Como no todo el mundo tiene a mano un cable y a veces se vuelve un engorro usar uno, aquí va una guía básica en la que mostramos cuatro formas diferentes de pasar las fotos (y otros archivos) del móvil al ordenador de forma inalámbrica, es decir, sin usar ningún tipo de cable.

A TRAVÉS DEL CORREO ELECTRÓNICO

Una manera sencilla de pasar los archivos, sobre todo las fotos, de cualquier teléfono móvil, ya sea Android, iOS o Windows Phone, al ordenador sea cual sea su sistema operativo (Mac, Windows o Linux) es enviándolas a través del correo electrónico.

Esta opción es muy sencilla, pero quizá un poco incordio para algunos, ya que si se quiere mandar un número elevado de archivos (o con mucho peso) habrá que enviar varios correos electrónicos.

De cualquier forma, basta con abrir la aplicación de correo del móvil e ir adjuntando los archivos en un nuevo email. Cuando esté todo adjuntado, hay que incluir la dirección de correo, que será la del propio usuario. De esta manera, los archivos se enviarán a uno mismo en un correo que aparecerá en la bandeja de entrada, como si fuera otro cualquiera. Puedes hacer la misma función para pasar los archivos del ordenador al teléfono móvil.

MEDIANTE WHATSAPP

Rara es la persona que no recibe fotos, vídeos u otros archivos a través de WhatsApp. Muchas serán cosas graciosas o sin importancia, pero otras tantas se querrán guardar en un lugar seguro (como las fotos de la boda, de la playa o de la cena con los amigos, por ejemplo). Si tienes WhatsApp Web instalado en el ordenador, no te hace falta nada más para guardarlas a buen recaudo en tu disco duro.

Con WhatsApp Web instalado y sincronizado con tu teléfono móvil, bastará con que vayas a la conversación que tenga la fotografía en cuestión y que la busques. Una vez encontrada, pulsa sobre ella para hacer que ocupe toda la pantalla de la aplicación. En la esquina superior derecha de dicha pantalla tendrás un icono de descarga (flecha hacia abajo con una línea horizontal en la punta) en el que tendrás que hacer clic para que salga una ventana emergente. Aquí señala qué nombre quieres que tenga la imagen y dónde guardarla para finalizar el proceso de descarga.

CON SERVICIOS EN LA NUBE

Este quizá sea el método más efectivo, ya que se dispone de más capacidad para pasar archivos pesados, así como una mayor cantidad de ellos todos a la vez. Dropbox, iCloud, Google Drive Hay muchas opciones en el mercado y raro será que no tengas a mano, al menos, una de ellas, aunque sea con el espacio más o menos limitado que traen en la versión gratuita.

Tendrás que tener instalado el programa en cuestión en el móvil y en el ordenador. Copia y pega los archivos que tengas en el móvil (fotografías, vídeos, música, documentos) en la ‘app’ correspondiente – puede ser que tengas que ir seleccionándolos y moviéndolos o trasladándolos a dicha aplicación, dependiendo del móvil -. Espera a que se sincronicen y ve al ordenador. Cuando estén listos, podrás sacarlos de la aplicación y guardarlos donde quieras. El proceso, obviamente, también funciona a la inversa.

A TRAVÉS DE 'APPS' DE TRANSFERENCIA INALÁMBRICA

Existen programas que permiten compartir archivos entre el móvil y el ordenador a través de la red WiFi. Quizá es un poco más engorroso que los métodos anteriores por el hecho de que no son ‘apps’ que se tienen de forma habitual, sino que hay que descargarlas específicamente y aprender a usarlas, pero no por ello se trata de algo complejo.

En iOS se puede utilizar la herramienta AirMore; en Android, AirDroid; y en Windows Phone, Easy Transfer. Uses la ‘app’ que uses, todas tienen un funcionamiento parecido: tras descargarla, hay que abrir el navegador del ordenador y escanear un código QR o introducir una URL que proporciona la propia aplicación. Una vez hecho esto, hay que ir siguiendo los pasos que indica cada herramienta para poder transferir los datos.

No hay que olvidar que tanto el móvil como el ordenador tienen que estar conectados a una red WiFi para que funcione. Además, la red WiFi tiene que ser la misma para ambos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies