El Gobierno quiere que la factura electrónica sea obligatoria para proveedores del sector público

 

El Gobierno quiere que la factura electrónica sea obligatoria para proveedores del sector público

Actualizado 22/06/2013 1:31:16 CET
n_start -->

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno pretende hacer obligatorias las facturas electrónicas para algunos proveedores del sector público desde el año 2015, según recoge el informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas presentado este viernes (CORA).

Es una de las medidas que incluirá el Anteproyecto de Ley de Impulso de la Factura Electrónica y Creación del Registro Contable, con el objetivo de "implantar las tecnologías de la información y las comunicaciones" para incrementar "la productividad y la competitividad de la economía española", según destaca en el informe.

La ley será aplicable a todas las administraciones, incluidas las entidades institucionales y las Comunidades Autónomas, e impulsará el uso de la factura electrónica tanto el sector público como en el privado.

En el sector público, la factura electrónica será obligatoria a partir del 15 de enero de 2015 para "determinados sujetos obligados a tributación electrónica de acuerdo con la normativa tributaria", aunque las Administraciones Públicas podrán excluir de esta obligación a las facturas cuyo importe sea de hasta 5.000 euros.

Del mismo modo, en esa misma fecha será obligatoria la factura electrónica "en las empresas prestadoras de servicios de especial trascendencia económica". En todos los casos, se facilitará "el uso de instrumentos como el sello electrónico junto a la firma electrónica avanzada" para implantar este modo de facturación.

Además, los proveedores estarán obligados a presentar en un registro administrativo las facturas expedidas a cualquier Administración Pública. Todas las administraciones contarán con un punto general de entrada de facturas electrónicas para que los proveedores puedan presentarlas y se tramiten electrónicamente.

El informe elaborado por la CORA defiende que con estas medidas "se refuerza la protección del proveedor" en caso de retrasos en el pago, porque evita "facturas en los cajones" y agiliza el procedimiento de pago.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies