Diez maravillas naturales que ya no existen

Contador
Barcos encallados en el mar de Aral
REUTERS
Actualizado 09/10/2017 16:45:27 CET

MADRID, 9 OCT. (EDIZIONES) -

Multitud de maravillas naturales de todo el mundo han desaparecido en los últimos años, algunas a causa de los fenómenos meteorológicos y otras por la acción del ser humano.

Desde europapress.es hemos recopilado algunas de las maravillas naturales más impresionantes que sólo pueden ser contempladas en la actualidad a través de imágenes:

TERRAZAS ROSAS Y BLANCAS (NUEVA ZELANDA)

Las terrazas rosas y blancas del lago Rotomahana, en Nueva Zelanda, fueron consideradas la octava maravilla natural del mundo durante el siglo XIX. Este espacio singular, que atraía a multitud de visitantes, se perdió tras una erupción del Monte Tarawera en 1886, y en su lugar sólo queda un enorme cráter bajo cuya superficie podría seguir intacto el monumento natural, según un grupo de investigadores.

VENTANA AZUL (MALTA)

Un impresionante arco natural de piedra conocido como la ventana azul fue el gran atractivo turístico de la isla de Gozo, situada al norte de Malta, hasta el pasado mes de marzo, cuando el primer ministro del país mediterráneo anunció que el monumento natural había sido derribado por fuertes vientos y tormentas. "Ahora sólo tenemos fotos para admirar esta belleza. Tengo el corazón destrozado", declaró en Twitter.

SALTOS DEL GUAIRÁ (BRASIL/PARAGUAY)

Los saltos del Guairá, situados en la frontera de Paraguay y Brasil, fueron considerados la catarata con mayor caudal de agua del planeta con el doble de volumen de agua que las cataratas del Niágara y doce veces más que las cataratas Victoria. Sus 18 cataratas desaparecieron con la construcción de la represa hidroeléctrica de Itaipú en 1982.

MAR DE ARAL (UZBEKISTÁN/KAZAJISTÁN)

El mar de Aral, situado entre Uzbekiztán y Kazajistán, era el cuarto lago más grande del mundo hasta los años sesenta, pero hoy sólo conserva el 10% de su volumen. El desvío de los ríos que desembocaban en el mar de Aral para regar las zonas desérticas de los alrededores y transformarlas en tierras cultivables provocó que el lago quedara reducido a su mínima expresión.

DEDO DE DIOS (GRAN CANARIA, ESPAÑA)

El dedo de Dios era un lugar de visita obligada en Gran Canaria. En 2005, una tormenta tropical arrancó de cuajo la parte superior de esta particular formación rocosa que se levantaba cerca del litoral del pueblo de Agaete. "Es el día más triste de mi mandato", confesó entonces el alcalde de la localidad.

LOS DOCE APÓSTOLES (AUSTRALIA)

De las doce agujas de piedra del Parque Nacional Port Campbell (Australia), conocidas como los doce apóstoles, ya sólo quedan ocho. La acción de las olas y el viento ha provocado que desaparezcan cuatro de las formaciones rocosas que componían el paraje cuando se le dio nombre, pero desde la página web del Parque Nacional señalan que la propia erosión podría crear nuevas columnas.

EL ÁRBOL DEL TÚNEL (ESTADOS UNIDOS)

Una secuoya gigante, en la cual se había talado un túnel hace más de un siglo, fue derribada por las fuertes tormentas registradas en California a principios de 2017. La Asociación de Grandes Árboles del Parque Estatal de Calaveras anunció la noticia a través de Facebook: "Este icónico árbol atraía a multitud de visitantes. La tormenta fue demasiado para él".

PASO HILLARY (EVEREST, NEPAL)

La cumbre del Everest se convirtió en un punto más fácil de alcanzar después de mayo de 2017, cuando desapareció un enorme peñasco conocido como paso Hillary. Los expertos creen que este lugar, considerado por los alpinistas como uno de los tramos más difíciles de escalar, se desprendió después de un terremoto.

ALGUNAS DE LAS ISLAS SALOMÓN

Cinco de las islas Salomón han desaparecido por el aumento del nivel del mar y otras seis han registrado erosión en más de un 20% de su territorio, según un estudio de la revista Environmental research Letters. En la isla Nuatambu, que podría ser la siguiente en desaparecer, los lugareños se han visto obligados abandonar sus hogares después de perder más de la mitad de la superficie habitable.

EL MUKUROB (NAMIBIA)

El mukurob era una de las atracciones naturales más populares de Namibia hasta que se desplomó en 1988. Aún no se sabe con certeza si la causa de que desapareciera esta peculiar formación rocosa fue una gran tormenta o el terremoto Spitak, con epicentro en Armenia, que afectó con fuerza al país africano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies