Visto para sentencia el juicio por el incendio de Guadalajara

Actualizado 03/07/2012 20:33:02 CET

GUADALAJARA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Este martes ha quedado visto para sentencia el juicio que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Guadalajara contra M.H.S., J.J.J.C. e I.K., los tres procesados por el incendio de la Riba de Saelices (Guadalajara) que en julio de 2005 acabó con la vida de los 11 miembros del retén de Cogolludo y arrasó 13.000 hectáreas de bosque y pinares en Guadalajara.

Tras tres sesiones, este martes las partes han leído su escrito de conclusiones. Así la Fiscalía mantiene la acusación de un delito de incendio a los tres procesados, pues entiende que en la vista ha quedado acreditada su culpabilidad.

Considera el representante del Ministerio Fiscal que los procesados no hicieron caso de un cartel informativo que recomendaba el uso de carbón vegetal para iniciar el fuego y usaron leña, lo que a su modo de ver prueba su "imprudencia" y que no respetaron la ley.

Cree también el fiscal que, como han demostrado los peritos durante el juicio, los excursionistas no tomaron suficientes medidas de prevención, tanto cuando iniciaron la barbacoa como posteriormente, y que tampoco tuvieron en cuenta las condiciones meteorológicas de ese día, pues había una ola de calor.

Es por ello que el fiscal mantiene la pena de dos años de prisión para cada uno de los acusados, aunque ha rebajado la responsabilidad civil de 13,9 millones de euros, que pedía incialmente, a 10,6 millones.

PIDEN LA LIBRE ABSOLUCIÓN

Mientras, la defensa de los acusados ha mantenido la inocencia de sus representados, alegando que el inicio del fuego fue "accidental", y que aunque las condiciones meteorológicas no eran tan adversas, el mal estado en el que se encontraba las instalaciones de la barbacoa, responsabilidad de la Junta de Comunidades y del Consistorio de La Riba de Saelices, propició que el fuego se propagase.

Por su parte, el abogado de las localidades de Ablanque y Luzón, Bernabé Utrera, que se vieron afectadas por el incendio, ha pedido una indemnización total de 17 millones de euros para sus defendidos, mientras que el abogado de La Riba Salelices, José María Herranz, localidad en la que se originó el incendio, ha rebajado la petición de pena a tres años y ocho meses de prisión.