YouTube no quiere ni oir hablar de sexo

YouTube
Actualizado 04/12/2008 21:26:31 CET

NUEVA YORK, (OTR/PRESS)

El 35% de las páginas web existentes son de contenidos pornográficos, según un reciente estudio sobre la materia (Elaborado por Optenet). Está claro que es un tema que vende bien en la Red y por eso muchos portales optan, sin entrar en la pornografía, por coquetear con los contenidos subidos de tono. Sin ofrecer sexo, insinuar. No es el caso de las webs 2.0 en las que los contenidos creados por los usuarios acaparan todo el protagonismo y por eso YouTube, habitualmente poco concesiba con el tema, va a endurecer su "censura".

En YouTube actualmente no es posible subir contenidos sexualmente explícitos. Si un usuario lo hace, poco tarda el portal en eliminarlo de forma fulminante. Sí existen aún contenidos de naturaleza erótica sólo para mayores de 18 años. Más aún, ahora el portal propiedad de Google restringirá los videos que contienen también "material que sugiera sexo" a usuarios que tengan 18 años o más, según recogió Otr/press en el blog de YouTube.

Se trata de una serie de medidas que se empezarán a tomar de forma inmediata y que también afectarán a otros aspectos del popular portal de intercambio de vídeos. YouTube además alterará su algoritmo de búsqueda para que no aparezcan en las listas de los vídeos favoritos los que contengan "vídeos explícitos" y disuadirá a los usuarios de que empleen imágenes o palabras "sensuales" para promocionar sus vídeos.

EL OBJETIVO: MEJORAR

El anuncio de YouTube en su blog, publicado esta semana, ha levantado una polvareda entre los usuarios en forma de respuestas al 'post'. Nada menos que más de 1.300 usuarios escribieron indignados, la mayoría en contra de esta política puritana.

Un portavoz de YouTube, Scott Rubin, aseguró que el cambio en la política no se debe a ningún incidente específico ni a una demanda de algún usuario del portal ni tampoco a los esfuerzos de Google por rentabilizar el portal de vídeos mediante anuncios publicitarios. "No hay ninguna pistola humeante por ningún lado", aseguró Rubin a The New York Times. "Lo que ocurre es que siempre estamos buscando maneras de mejorar la experiencia de YouTube".

Otro ejemplo de web que se llena de contenidos creados por usuarios y que va a ser mucho más restricitiva con los contenidos de naturaleza sexual es Ning, una plataforma pensada para que los internautas creen sus propias redes sociales. Ning anunció también esta semana que en breve dejará de permitir las redes dedicadas a contenidos sexuales.

 
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies