Entra en servicio el nuevo tramo de la L9 de Metro desde Zona Universitària a El Prat

Ricard Font, Josep Rull y Xavier Flores
EUROPA PRESS
Actualizado 03/12/2016 12:51:22 CET

BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tramo de la L9 de Metro entre Zona Universitària y la T1 del Aeropuerto de Barcelona entrará en servicio este viernes con un trayecto que recorrerá en un tiempo de viaje de 32 minutos y con una frecuencia de paso de los trenes de siete minutos.

Este tiempo se podrá reducir a cuatro minutos cuando se celebren grandes eventos, como el Mobile World Congress (MWC), que tendrá lugar en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona del 22 al 25 de febrero y que por fin contará con este servicio de transporte para los congresistas tan reclamado en las últimas ediciones.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, inaugurará el nuevo tramo, junto con el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; el conseller de Territorio, Josep Rull; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, y el primer edil de El Prat de Llobregat, Lluís Tejedor.

La Generalitat no había invitado inicialmente a la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, por considerar que la inauguración de esta infraestructura es de ámbito más local, si bien lo hizo este jueves negando intención alguna de veto, tal y como indicó Pastor antes de ser convocada.

El nuevo tramo ha requerido una inversión de 2.899 millones de euros --supondrá que el canon ferroviario que paga la Generalitat para explotar la línea aumente en 50 millones--, y con su inauguración se prevén incorporar 23 millones de viajeros.

Se trata de la mayor línea de trenes automática, sin conductor, de toda Europa, y es que este tramo tiene una longitud de 20,1 kilómetros, muy similar a la de toda la L1 de Metro, de 20,7 kilómetros y que es la más larga de toda la red de Metro.

Estos más de 20 kilómetros unirán los municipios de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y El Prat de Llobregat a través de 15 estaciones: Zona Universitaria, Collblanc, Torrassa, Can Tries-Gornal, Europa-Fira, Fira, Parc Logístic, Mercabarna, Les Moreres, El Prat Estació, Cèntric, Parc Nou, Mas Blau, Aeroport-T2 y Aeroport-T1.

De estas 15 estaciones, seis enlazan con otros servicios de transporte, como otras líneas de Metro --L3 (Zona Universitària), L5 Collblanc y L1 (Torrassa)--; con FGC (Europa/Fira), y con Rodalies (El Prat Estació y Aeroport T2).

BILLETE A 4,5 EUROS

Ahora, los viajeros que quieran llegar a la T1 del Aeropuerto de Barcelona a través de la L9 de Metro deberán pagar 4,5 euros por el billete --2,15 euros corresponden al precio de un billete sencillo y 2,35 al recargo por llegar hasta el Aeropuerto--, un importe superior a Rodalies, pero más económico que el taxi o el Aerobús.

Este billete está pensado para turistas, ya que los usuarios habituales podrán llegar a la T1 con los títulos T-50/30, la T-Mes, la T-Jove, la T-12, la T-Trimestre, la T-70/30, la Tarjeta Rosa y la T-4.

70.000 TRABAJADORES DE LA ZONA FRANCA TENDRÁN METRO

La inauguración de este tramo también tendrá un alto impacto en el polígono industrial que gestiona el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), con las paradas Parc Logístic y Mercabarna, mejorando la movilidad de los 70.000 empleados y las 300 empresas que se ubican en esta zona.

El corazón logístico e industrial del área metropolitana contaba hasta ahora con transporte público de autobús --21, 23, 37, 109 y el nocturno N1-- y la movilidad predominante por transporte privado ha estado muy condicionada por las obras del suburbano, que ha ocasionado numerosas alteraciones de la circulación rodada debido a las obras.

SIN FECHA PARA EL TRAMO CENTRAL

Este tramo se suma a los ya inaugurados entre La Sagrera y Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet (L9), y La Sagrera y Gorg (L10), en Badalona.

En cuanto al ramal sur, que debe unir el Gornal con el Polígon Pratenc de la Zona Franca, las obras se retomarán el próximo lunes, día 15 de febrero, con el objetivo de culminarlas en 2017, según anunció el conseller Rull.

Por otro lado, el tramo central, que debe unir toda la línea cruzando la ciudad de Barcelona y cuyas obras están paradas, permanece sin fecha de inauguración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies