Publicado 14/12/2021 18:58CET

La Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras ven en el acuerdo de pesca de la CE una "amenaza para su supervivencia"

Archivo - Capturas de gamba
Archivo - Capturas de gamba - EUROPA PRESS - Archivo

ALMERÍA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (Faape) ha señalado este miércoles que el acuerdo resultante del Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea celebrado en Bruselas no es "en modo alguno" satisfactorio para el sector y supone "un nuevo castigo al mismo y una amenaza para su supervivencia".

La entidad ha valorado que España como "primera potencia europea en pesca" haya mostrado su "disconformidad" votando en contra a la propuesta realizada por la Comisión sobre el Mediterráneo al considerar que no existen "argumentos científicos ni socioeconómicos para reducir en un seis por ciento los días de esfuerzo para la flota de arrastre".

"El Mediterráneo es el único caladero en el que se han implantado dos sistemas de regulación del esfuerzo pesquero, días de pesca y establecimiento de un TAC, lo cual nos da más argumentos para pensar que el comisario de Medio Ambiente, Oceános y Pesca, Virginijus Sinkevicius, pretende la desaparición de la flota de arrastre en vez de la recuperación del caladero, sin importarle las consecuencias socioeconómicas, tanto directas como indirectas, de las poblaciones dependientes de la pesca", han afirmado en una nota.

Según han incidido, la reducción pactada se suma al 20 por ciento de reducción de los dos últimos años, sin contar con los 13.800 días que se dejaron de pescar a causa de las restricciones por covid-19.

Del mismo modo, creen que se carece de razones para establecer un nuevo régimen para el palangre así como para la aplicación de un TAC establecido en 872 toneladas anuales para la gamba roja, "máxime cuando ni siquiera se disponen de los resultados científicos de las medidas ya implementadas durante los dos últimos años", como son la reducción de los días de pesca, vedas espacio-temporales, vedas permanentes o paralizaciones temporales de dos meses.

El sector pesquero asegura que siempre ha defendido la aplicación de medidas que "garanticen el mantenimiento de las distintas poblaciones pesqueras" y ha "luchado por la sostenibilidad pesquera", lo que a su juicio queda demostrado con la política llevada a cabo con la Administración para establecer épocas de veda.

En cuanto al Golfo de Cádiz, el resultado también ha sido "insatisfactorio" al sufrir nuevos recortes en especies importantes como la merluza sur, con un ocho por ciento menos, y el lenguado y la cigala, con un cinco por ciento menos cada uno, lo que va a "tener un impacto negativo en nuestras empresas".

Desde la Federación ven negativamente los resultados alcanzados en el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea, que "perjudican gravemente al sector pesquero y su viabilidad" a pesar de que reconocen el "gran esfuerzo" realizado por las administraciones central y autonómica.