Intervenidas 370 plantas de marihuana en una vivienda de Abla

Actualizado 28/10/2017 9:30:34 CET
Marihuana intervenida
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

ALMERÍA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Almería ha investigado a una persona, vecina de la capital almeriense, como presunta autora de un delito contra la salud pública y un delito de defraudación de fluido eléctrico al localizar en su vivienda de la localidad de Abla (Almería) un total de 370 plantas de marihuana que han sido intervenidas y que, una vez deshojadas, han arrojado un peso de 26 kilogramos.

Según ha informado este sábado la Benemérita en una nota, ha sido el pasado día 24 cuando se ha investigado a dicha persona en el marco de una actuación comprendida dentro de las actividades que la Guardia Civil desarrolla en la provincia para erradicar el cultivo, elaboración y distribución de sustancias estupefacientes.

Los agentes de la Guardia Civil, durante sus cometidos de seguridad ciudadana por Abla, recibieron quejas de varios de los vecinos en relación al ruido procedente de los aparatos de ventilación instalados en una vivienda, que funcionaban de manera constante de día y de noche, así como del "fuerte olor", característico de la marihuana, existente en la zona.

Desde el primer momento, los agentes centraron sus esfuerzos en situar la vivienda en cuestión, comprobando el "fuerte olor" a marihuana existente en las proximidades, así como el funcionamiento de varias máquinas de ventilación.

De la misma forma, los agentes trataron de identificar a sus moradores, teniendo conocimiento de que en la casa no residía nadie, que las personas que la visitaban lo hacían de dos a tres veces por semana, y siempre a altas horas de la noche, permaneciendo en el interior un corto espacio de tiempo.

Los agentes establecieron un discreto dispositivo de vigilancia en la casa, con la finalidad de localizar a estas personas, quienes, sin embargo, dejaron de frecuentar la vivienda, "seguramente al sospechar que la vivienda era vigilada debido al revuelo originado en la zona", según precisa el Instituto Armado.

Así las cosas, los agentes de la Guardia Civil localizaron a la propietaria de la vivienda en la localidad de Almería, y el pasado día 24 por la mañana llevaron a cabo un registro del interior de la casa, localizando gran cantidad de plantas de marihuana, así como maquinaria para su desarrollo.

En concreto, los agentes encontraron dos habitaciones dedicadas en exclusiva al cultivo y desarrollo de las plantas de marihuana, 266 plantas en una de las habitaciones, y 104 plantas en otra, así como un total de 41 balastros de 600W, 41 focos de iluminación, seis máquinas de aire acondicionado, ventiladores, filtros, extractores, así como bidones para la mezcla de agua con abonos y dos bombas eléctricas.

Los agentes localizaron también lo que parecía un enganche ilegal de suministro eléctrico, por lo que se solicitó la colaboración de la empresa que suministra la vivienda, cuyos operarios confirmaron las sospechas de los agentes al verificar el enganche ilegal de electricidad.

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación, por lo que no se descartan nuevas detenciones relacionadas con los hechos. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el juzgado de Instrucción número tres de Almería.

Para leer más