La Junta se reúne con directivos de Cemex ante el cierre de su planta en Gádor (Almería)

Una pancarta pide evitar el cierre de la planta de Cemex en Gádor
MANCOMUNIDAD DEL BAJO ANDARAX
Actualizado 31/10/2018 8:07:59 CET

ALMERÍA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero, va a mantener este miércoles una reunión con representantes de la multinacional Cemex para abordar el plan de ajuste anunciado por la compañía en el que, entre otras medidas, prevé el cese de su planta de cemento en Gádor (Almería) así como el cierre de la de Lloseta (Mallorca).

La cita, prevista a partir de las 13,30 horas en la Delegación de la Junta de Andalucía en Madrid, prevé también la participación de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, según han indicado a Europa Press fuentes del Gobierno andaluz y de las organizaciones sindicales, quienes esperan un contacto fructífero que aparte los planes de ERE de la empresa antes de la apertura del periodo de negociación el próximo 7 de noviembre.

La Junta de Andalucía ha avanzado que va a plantear a la firma "alternativas" encaminadas a reducir "de manera importante" los costes energéticos en la fábrica almeriense en el marco del plan encaminado a "revertir" el expediente de regulación de empleo. "Junto a los costes de personal son los más elevados por lo que pensamos que es un aspecto importante a reducir para darle viabilidad a la fábrica", trasladó tras una reunión con el comité de empresa el consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez.

La reunión con los miembros de la compañía viene precedida de una protesta que el pasado fin de semana congregó a centenares de personas durante una manifestación en la ciudad de Almería para reclamar el mantenimiento de la planta gadorense, que da empleo directo a un centenar de personas y que, de forma indirecta, sosteniene a unas 300 familias.

Anteriormente, la alcaldesa de Gádor, Lourdes Ramos (PP), acompañada del senador popular Eugenio Gonzálvez, también ha participado en una reunión con los representantes de la multinacional, a los que ha urgido la búsqueda de alternativas para evitar el cierre de la planta tras 40 años de actividad, de forma que la regidora sugirió incluso la posibilidad de ponerla a la venta ya que, según ha defendido tanto ella como los representantes sindicales, la instalación es "rentable".