Más de un centenar de detenidos en Almería por cultivo de marihuana en lo que va de 2019

Actualizado 29/08/2019 12:39:17 CET
Desarrollo de la operación 'Pozo Green' contra el cultivo de marihuana
Desarrollo de la operación 'Pozo Green' contra el cultivo de marihuana - GUARDIA CIVIL

ALMERÍA, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La macrooperación policial contra el cultivo de marihuana desarrollada por la Guardia Civil esta semana en el paraje del Pozo de la Tía Manolica, dentro del núcleo ejidense de Matagorda (Almería), que se saldó con 22 detenidos ha elevado a 107 el número de arrestos que se han producido en lo que va de año en relación a este tipo de plantaciones.

   En el marco de la operación 'Pozo green' fueron intervenidas 15.800 plantas de marihuana, de forma que hasta la fecha se han aprehendido ya 67.267 plantas en la provincia, lo que la sitúa como una de las primeras en incautación de marihuana por parte de las autoridades, según ha observado la Guardia Civil.

   En una nota, la Comandancia ha especificado que la operación practicadas durante unas 12 horas el pasado lunes conllevó un total de 30 registros, 20 de ellos en viviendas y diez más en invernaderos. Además se hallaron 60 kilos de cogollos de marihuana, tres escopetas, tres pistolas con munición, 61.000 euros en efectivo y tres vehículos.

   El operativo en el que participaron 180 profesionales entre agentes y técnicos de Endesa consiguió anular 120 enganches ilegales al fluido eléctrico así como desmontar una red fraudulenta de 160 metros que se encontraba oculta con cemento y arquetas selladas con silicona.

INVERNADEROS EN LAS AZOTEAS

   El comandante jefe de la Guardia Civil de El Ejido, Sergio Peñarroya, ha explicado en declaraciones a los medios que con el fin de pasar "desapercibidos", los implicados habían tratado de reducir el consumo eléctrico en los cultivos mediante la instalación de invernaderos en las azoteas de las infraviviendas, de tal modo que habían simulado mediante la elevación de muros perimetrales la existencia de una segunda planta en las casas.

   "Al sobrevolar la zona podemos observar como --las viviendas-- no tienen tejado, sino un plástico de invernadero, y es un invernadero sobre la planta del domicilio", ha detallado en relación a la práctica empleada por los sospechosos de la zona, en la que una operación policial anterior había eliminado la mayor parte de las acometidas ilegales de electricidad que se habían evidenciado por la gran cantidad de consumo energético.

   Peñarroya ha considerado que con esta operación, que ha calificado de "complicada" por el hermetismo de la zona, se ha asestado un "duro golpe" a la actividad ilícita tanto por la aprehensión de los cultivos como por la intervención de efectos logísticos, si bien la intervención continúa "viva" y no se descartan nuevas detenciones.

   La mayoría de las plantas de marihuana se encontraban cubiertas con plásticos en una falsa segunda planta de las viviendas registradas, a la que sólo se podía acceder con una escalera de mano, mientras que la planta baja era empleada como vivienda habitual.

   La exploración de los agentes ha permitido constatar que los propietarios de los cultivos habrían optado por realizar plantaciones más pequeñas a las habituales para evitar se detectadas a través del consumo realizado mediante enganches ilegales a la red eléctrica, que también están siendo intervenidos.

   Los investigadores señalaron que a pesar de que en la pedanía se extiende más de un centenar de viviendas, a la eléctrica solo le constaba un único contrato de suministro --cinco en toda la pedanía--, lo que ha motivado la actuación del operativo conformado por Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de Sevilla, unidades de la Comandancia de Almería y técnicos de la compañía.

   El paraje del 'Pozo de la tía Manolica' de Matagorda fue objeto de intervención de la Guardia Civil en un operativo similar en enero del pasado año, cuando tras más de diez horas de actuación se desarticularon 65 enganches ilegales a la red eléctrica e intervenir 1.274 plantas de marihuana, a las que se sumaron otras 855 en una segunda fase, con un total de siete detenidos.