Piden 15 años de cárcel a un acusado de matar de una pedrada a un adolescente en El Ejido

Audiencia Provincial de Almería
Europa Press - Archivo
Actualizado 27/10/2018 15:12:27 CET

ALMERÍA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal con jurado juzgará el próximo mes de noviembre a M.B. acusado de haber acabado con la vida de un menor de 15 años de edad de una pedrada en la cabeza en el transcurso de una reyerta en la que estuvieron implicados otros adolescentes en un descampado del municipio almeriense de El Ejido.

La Fiscalía Provincial de Almería tiene previsto solicitar en el juicio, que tendrá lugar el próximo día 26 en la Audiencia Provincial, 15 años de prisión por un delito de homicidio así como una indemnización de 70.000 euros para el padre del menor fallecido, quien ha reclamado por la muerte de su hijo.

Según el escrito provisional del fiscal, consultado por Europa Press, los hechos tuvieron lugar a finales de enero de 2015, sobre las 21,20 horas, cuando el acusado de 32 años acudió con su vehículo a un descampado ubicado entre las calle Gimnasia y Maratón del núcleo de Las Norias de Daza donde entabló una discusión con tres menores de edad.

Así, el acusado, que se mantuvo en prisión cautelar apenas un mes, según el escrito del Ministerio Público, participó en una pelea con dos de los menores, de 15 y 16 años, en el transcurso de la cual "con ánimo de atentar unos contra otros" comenzaron a propinarse "multitud de golpes, patadas y puñetazos".

De esta manera, en un momento determinado de la reyerta, el acusado habría cogido una piedra y habría golpeado con ella a la víctima, quien "comenzó a sangrar abundantemente por la cabeza" y "cayó desplomado al suelo"; momento en el que el procesado habría huido de la zona en su vehículo.

El menor falleció a los pocos minutos de la agresión a raíz de la fractura sufrida en la parte izquierda de la cabeza, si bien el cuerpo presentaba otras lesiones derivadas de la pelea. La Fiscalía solicita también al acusado una multa de 12 euros diarios durante dos meses por las lesiones provocadas a otro menor que resultó herido durante la reyerta.