Piden siete años de internamiento al menor de Vícar (Almería) acusado de matar a puñaladas a un joven

Ciudad de la Justicia de Almería
ARCHIVO/JUNTA
Actualizado 01/10/2018 15:26:38 CET

ALMERÍA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Menores de Almería ha interesado que se imponga una medida de internamiento en centro de régimen cerrado durante siete años al menor que el pasado mes de diciembre habría acabado con la vida de un joven tras asestarle una puñalada en el corazón en el transcurso de una pelea en relación a la sustracción de un teléfono móvil a unos conocidos de la víctima.

En su escrito provisional de alegaciones, la Fiscalía pide además que la medida interesada sea complementada con otra de libertad vigilada con asistencia educativa durante cinco años, al tiempo que reclama una indemnización de 100.000 euros para cada uno de los padres del joven que falleció como consecuencia del presunto homicidio, según han indicado fuentes judiciales a Europa Press.

Según se desprende de la investigación, la víctima y el menor detenido, que ingresó de forma cautelar en un centro de régimen cerrado a raíz de estos hechos, habían quedado en verse sobre las 18,00 horas del pasado día 20 de diciembre en la tercera planta del edificio en el que vivía para aclarar el asunto de la supuesta sustracción del teléfono.

Así, cuando el joven llegó al edificio, ambos subieron a la terraza donde se inició la discusión y "comenzaron a golpearse", de forma que el menor habría empleado además algún "objeto contundente" en sus ataques antes de hacerse con una navaja con la que, "con la intención de acabar con la vida" de su oponente, según sostiene la Fiscalía, "se la clavó en el pecho".

El arma empleada, que penetró unos 15 centímetros, alcanzó el corazón de la víctima, a quien produjo un shock hemorrágico y causó una lesión "mortal de necesidad", pese a lo cual pudo salir de la terraza y bajar una planta antes de fallecer en el lugar "instantáneamente". El joven presentaba otras heridas que revelaron la existencia de una pelea anterior a su muerte.

Los padres del joven fallecido tuvieron conocimiento de los hechos después por parte del equipo judicial de la Guardia Civil. Según la información aportada por los investigadores tras los hechos, fue el menor quien acudió a las dependencias de la Policía Local de Vícar para solicitar auxilio.