José María González (PCSSP), nuevo alcalde de Cádiz

Actualizado 13/06/2015 16:05:51 CET
José María González 'Kichi'
Foto: EUROPA PRESS

Alrededor de un millar de personas le aclaman como alcalde en la plaza de San Juan de Dios

   CÁDIZ, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El nuevo alcalde de Cádiz, José María González, de 'Por Cádiz sí se Puede' (PCSSP), ha manifestado en su discurso de investidura que asume "con ilusión" la "honrosa responsabilidad" de ser "el alcalde de todos los gaditanos" y también el "reto" de construir, con "diálogo, comprensión mutua" y "la mano tendida" al conjunto de fuerzas con representación en el Pleno, "una ciudad más próspera y más feliz". Asegura que a partir de este momento, el Ayuntamiento de Cádiz "no será nunca más una marca para el autobombo, sino un escudo para su gente".

   En su discurso de 25 minutos --que posteriormente ha repetido en la calle para los gaditanos que le aclamaban como alcalde desde la plaza de San Juan de Dios--, González ha dejado claro que, para su gobierno, "lo primero serán las personas" y promete un Ayuntamiento "con paredes y cajones de cristal".

   Asimismo, ha comentado que es posible que cometan errores, que "reconocerán y rectificarán", pero garantiza que "nunca" van a "equivocarse de bando frente a quienes desahucian, despiden, recortan, explotan, acaparan y dejan sin futuro a una comarca entera".

   Asegura que "comienza un nuevo tiempo" en Cádiz, en el que será alcalde de quienes le votaron y de quienes no, porque "cuando el paro llama a la puerta no pregunta a quién se votó". Saluda la "pluralidad" de la Corporación --con cinco fuerzas: PCSSP, PP, PSOE, 'Ganar Cádiz en Común' y Ciudadanos (C's)-- y confía en que "no nos cansemos de escucharnos" para "construir", pero no solo los concejales, pues "todos los gaditanos tendrán turno de palabra en el Pleno".

   Dice ser consciente de que "el camino será difícil", pero "daremos lo mejor de nosotros mismos para cubrir las expectativas del pueblo soberano" y "nadie podrá decir que usurpamos durante cuatro años la voluntad ciudadana utilizando sus votos como coartada".

   En este punto, el alcalde ha lanzado un mensaje a aquellos que han expresado su "temor" a que personas "sin experiencia en política profesional" se hagan con el gobierno de la ciudad. Al respecto, argumenta que formaciones como la suya son "hijos del divorcio que se ha producido entre los políticos profesionales y la gente corriente".

   Abunda que la "gente corriente hace cosas extraordinarias" y ellos aspiran a hacer desde el Ayuntamiento "la mitad de las proezas que hacen las personas corrientes para llegar a fin de mes de puertas para adentro de sus casas".

REDUCCIÓN DE SALARIOS Y CUMPLIMIENTO DEL PROGRAMA

   Defiende que para hacer un proyecto pensando en la mayoría "tienen que ser gente corriente" y, por ello, lo primero que hará será reducir los salarios de los concejales "empezando por el alcalde". En este sentido, explica que cobrará 1.880 euros, que es lo que cobraba como profesor, ya que en su formación no entienden que la política sea "un ascensor profesional para enriquecerse".

   González promete desarrollar a lo largo de estos cuatro años los aspectos centrales del programa electoral que "movilizó las ilusiones de los gaditanos", pese a la "situación financiera crítica" y la "injustificable deuda" que acumula el Ayuntamiento, que es una "pesada herencia de 20 años de gobierno del PP".

   Insiste en que van a "abrir las ventanas" del Consistorios para que "entre luz a sus rincones y cajones", y también "las puertas para que entre la gente".

   Entre los compromisos asumidos en los primeros cien días de gobierno, cita poner a las personas como eje central de todo, promover la creación de empleo, que la vivienda sea realmente un derecho humano y frenar los desahucios, que no haya "ninguna casa sin luz ni agua", reducir los sueldos de los ediles, limitar los vehículos oficiales y los gastos superfluos, evaluar el estado de ejecución de los presupuestos, analizar los cargos de libre designación no productivos y propiciar el inicio de una auditoría ciudadana sobre el estado de las arcas municipales.

   La agenda de los concejales del equipo de gobierno será "abierta", se compromete a hacer una ciudad "más habitable" con la elaboración de un nuevo PGOU, establecerá cláusulas con los bancos con los que contrate el Ayuntamiento para garantizar el respeto a los derechos humanos, al tiempo que ha resaltado su compromiso con la eficiencia energética, la cultura y el arte.

   El alcalde, que destaca que tienen ahora la oportunidad de "pasar de las palabras a los hechos", no se ha olvidado de su promesa electoral de remunicipalizar los servicios públicos que se han privatizado para "economizar la factura, mejorar y calidad y crear empleo". Para ello, es "imprescindible" una auditoría.

   Cabe recordar que José María González se ha convertido en alcalde tras obtener el apoyo en el Pleno de investidura de los cinco concejales del PSOE y los dos de 'Ganar Cádiz en Común', logrando así la mayoría absoluta que, según establece la Loreg, necesitaba para evitar que Teófila Martínez (PP) --candidata de la lista más votada-- asuma el que sería su sexto mandato como alcaldesa de la capital.

OPOSICIÓN "LEAL Y RIGUROSA"

   En su turno de palabra, la alcaldesa saliente, Teófila Martínez, ha recordado que el PP ha sido "la lista más votada y, por tanto, con más legitimidad que ninguna otra para gobernar los próximos cuatro años". Sin embargo, es "demócrata de condición" y "respeta profundamente" que, tal y como permite la Loreg, se lleven a cabo acuerdos para propiciar que gobierne otra candidatura.

   Ha garantizado al nuevo alcalde que el PP ejercerá una oposición "leal y rigurosa" y pondrá "toda su experiencia" al servicio de aquellas iniciativas que vayan en beneficio de la ciudad. Sostiene que "no cabe el sectarismo y el rencor" y reprocha a González que, "por ignorancia o sectarismo", haya "despreciado" en las últimas fechas a los votantes del PP. En este sentido, le exige que "si es respetuoso con las minorías, lo sea también con las mayorías que no lo eligieron como alcalde", instándole a ser el regidor "de todos los gaditanos".

   Por su parte, el cabeza de lista del PSOE, Fran González, ha dejado claro que su apoyo a la investidura de González es "un voto ideológico" para responder al mandato recibido de los gaditanos en las urnas, que "quieren un cambio". No obstante, deja claro que "no es un cheque en blanco" al nuevo gobierno. Asimismo, se ha comprometido a ejercer una oposición "abierta, sensata y exigente" porque su compromiso es "únicamente con los gaditanos".

   El portavoz de 'Ganar Cádiz en Común', Martín Vila, ha asegurado que este es "un día histórico" posible gracias al apoyo de su formación al nuevo gobierno, que encontrará en su grupo "un aliado" en aquellas medidas que tengan a las personas como eje central y que vayan encaminadas a acabar con la situación de emergencia social de la ciudad.

   Por su parte, el cabeza de lista de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao, ha pedido al alcalde que deje a un lado "las etiquetas", que esté abierto al diálogo y aproveche la "experiencia" de otros grupos de la Corporación que a partir de este sábado se sientan en la oposición para ponerla "al servicio del bien común de los gaditanos".

ACLAMACIONES Y ABUCHEOS

   Tras el Pleno, que ha contado con la presencia entre el público del delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, y de la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez --que es pareja de José María González--, el nuevo alcalde se ha asomado con el bastón de mando al balcón municipal para saludar al alrededor de un millar de gaditanos que le han aclamado como alcalde.

   'Sí se puede', 'Alcalde' y 'Ahora sí que nos representan' son algunos de los cánticos que han sonado en la plaza de San Juan de Dios. Los allí congregados también han coreado una canción de carnaval con un final adaptado en reproche a la alcaldesa saliente, que ha sido recibida con abucheos a la salida del Consistorio.

Para leer más