Saldaña dice que el objetivo es construir viviendas de alta calidad a bajo precio en entrega de premios 'VMEJÓ'

Publicado: miércoles, 7 mayo 2014 19:53

CÁDIZ, 7 May. (EUROPA PRESS) -

"Este es un ambicioso proyecto de la Diputación, facilitar el acceso a la vivienda innovando", ha explicado el diputado de Vivienda, Antonio Saldaña, en el acto de entrega de los premios del concurso de prototipos 'VMEJÓ' para viviendas de protección, convocado por la Empresa Provincial de Vivienda y Suelo de Cádiz, empresa pública de la Diputación, en el que han participado más de 80 equipos de arquitectos.

Un acto, según informa la Diputación en un comunicado, en el que han estado presentes el vicepresidente segundo de la Corporación Provincial, Bernardo Villar, y el director de la empresa, José Miguel Manrique. El concurso de ideas 'VMEJÓ' para arquitectos promovido por la Empresa Provincial de Vivienda y Suelo de Cádiz perseguía diseñar prototipos de viviendas protegidas de 70 metros útiles en tres municipios tipo de la provincia de Cádiz, el interior, con referencia en Jimena de la Frontera; la sierra, en este caso Prado del Rey, y la costa, con Vejer de la Frontera como municipio modelo.

El diputado de Vivienda y consejero delegado de esta empresa pública ha indicado que el objetivo que actualmente se persigue es el de solucionar los problemas de financiación y construcción que tienen las personas que necesitan una vivienda, sobre todo en los pequeños municipios de la provincia.

Al respecto, ha señalado que los prototipos propuestos ofrecen viviendas de alta calidad a un bajo coste, con opciones a la autoconstrucción, con lo que la empresa podrá prestar un servicio público distinto al modelo que se encontró cuando accedió al cargo, muy similar al de una promotora inmobiliaria privada.

Por su parte, Bernardo Villar, responsable del Área de Cooperación Municipal, Infraestructuras y Medio Ambiente, ha destacado la política del actual equipo de gobierno para hacer que la empresa sea rentable económica y socialmente.

También ha recordado el esfuerzo que lleva a cabo la empresa para reducir el parque de viviendas construidas y sin vender por las dificultades en la concesión de créditos, al ofrecerlas a los ciudadanos demandantes en alquiler con la opción de compra, dentro de una política de servicio público.

Una política que contempla el acceso a la vivienda protegida de las personas más desfavorecidas y ayudar a la rehabilitación. Villar ha apuntado asimismo la relación de esta empresa pública con los ayuntamientos, con los que se ha abierto una línea de colaboración para redactar las calificaciones de vivienda protegida, competencia municipal en el presente.

'Juego de Damas' es el lema del prototipo para viviendas protegidas en la zona interior de la provincia, con referencia en Jimena de la Frontera, que ha obtenido el primer premio. Un prototipo presentado por el equipo integrado por Enrique Víctor Mengual, José Ramón Martínez Cañadas y Giacomo Deluca, que procede de Valencia.

La localidad de Prado del Rey era la referencia para el prototipo de viviendas en la sierra. 'Vmásmejó' es el lema del primer premio, conseguido por el equipo formado por Rafael Iniesta Novell, Cristina Irata Lozano, Paula Navarro Mazón y Javier Pérez Torrejón, de Jerez de la Frontera.

El prototipo de vivienda protegida para la zona costera gaditana, con referencia a Vejer de la Frontera, que ha conseguido el primer premio lleva por lema 'El Patio de mi casa', presentado por el equipo de Sevilla integrado por Fernando Suárez Corchete, Miguel Ángel Gómez Casero y Lorenzo Muro Álvarez.

El director de la Empresa Provincial de vivienda y Suelo de Cádiz, José Miguel Manrique, ha destacado la calidad de las propuestas presentadas al concurso, al que han acudido equipos de arquitectos no solo de la provincia, también del resto del territorio nacional, desde La Coruña a Barcelona, pasando por Las Palmas de Gran Canaria, Castellón, Valencia, Sevilla o Madrid.

La empresa cumple en 2014 sus 25 años de existencia. Este concurso de ideas también ha permitido abrir un foro de debate sobre el significado de la vivienda protegida y su carácter social en la actual coyuntura económica y social, así como sobre el papel que deben jugar las administraciones públicas.

El debate permite reflexionar sobre una vivienda protegida más ecológica y eficiente energéticamente, con un precio más reducido tanto en su construcción, como en su mantenimiento, además de idear prototipos de viviendas adaptables al territorio donde se ubicarán, potenciando los elementos prefabricados y las soluciones estándares.

Una tercera línea de debate es la del fomento de la autoconstrucción de viviendas unifamiliares, como contrapunto a las promociones en bloque imperantes en los últimos tiempos, informa la empresa de vivienda de la Diputación.