Tribunales.- Audiencia juzga a 20 supuestos miembros de un grupo criminal que vendía efectos robados en viviendas

Publicado 27/09/2015 10:55:26CET

CÁDIZ, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz juzga este lunes y el martes a 20 presuntos integrantes de un grupo criminal dedicado a robar joyas y otros efectos en casas habitadas de la Costa Noroeste, principalmente de Chipiona y Sanlúcar, que luego vendían a terceros o en tiendas de compro oro. La Fiscalía solicita para los acusados penas que oscilan entre el año y medio y los siete años y medio de prisión.

Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan al año 2013, concretamente en el espacio temporal comprendido entre finales de marzo y diciembre de ese año.

Sostiene la Fiscalía que todos los acusados formaban parte de un "grupo criminal", dada la existencia de un objetivo común consistente en obtener un beneficio ilícito. Asimismo, ha indicado que dividían sus funciones sin una estructura estable, si bien existía una toma de decisiones jerárquica. En este sentido, cabe señalar que dos de los supuestos cabecillas se encuentran en prisión provisional desde diciembre de 2013.

El Ministerio Público también basa este argumento en que los robos se cometían a través de una forma común, concretamente a través del "gato mecánico", siendo sus objetivos viviendas de vacaciones por un largo tiempo o de segunda residencia, produciéndose los robos normalmente los domingos por la noche, previamente estudiados por los acusados para vender los objetos sustraídos.

El relato del Ministerio Fiscal alude a más de una treintena de robos, alguno de ellos frustrados al ser descubiertos los autores por los propietarios de las viviendas. La localidad que concentra más robos es Chipiona, seguida de Sanlúcar de Barrameda. Los efectos sustraídos eran vendidos, principalmente, en establecimientos de ambos municipios.

Concretamente, la Fiscalía considera que 12 de los acusados son responsables de un delito de receptación, por el que solicita 18 meses de cárcel para cada uno de ellos. Para otros seis procesados pide dos años de cárcel por considerarlos autores de un delito continuado de receptación.

Para los dos presuntos cabecillas reclama cuatro años y medio y siete años y medio de cárcel. Al primero le atribuye la autoría de un delito continuado de robo con fuerza en casa habitada --tres años de prisión-- y un delito de receptación --18 meses--.

En cuanto al segundo, entiende que es responsable de un delito continuado de robo con fuerza en casa habitada --seis años por su presunta participación en seis robos-- y de un delito de receptación por el que pide 18 meses de cárcel.

Para leer más