Tribunales.- Un jurado popular juzga desde este lunes al acusado de matar a un taxista en Chiclana en 2013

Publicado 21/09/2015 5:51:34CET

CÁDIZ, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular será el encargado de juzgar desde este lunes en la Sección Primera de la Audiencia Provincial al acusado de matar en septiembre de 2013 a un taxista de Chiclana de la Frontera (Cádiz), para el que la Fiscalía pide un total de 22 años de prisión por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento.

Además, la Fiscalía, según su escrito de calificación al que ha tenido acceso Europa Press, pide también para el acusado una indemnización de 50.000 euros por lo daños ocasionados para la hija, menor de edad, del taxista asesinado.

Según el escrito, los hechos se produjeron el 3 de septiembre de 2013 sobre las 18,00 horas cuando el acusado llamó al servicio de taxi de Chiclana y fue recogido en la Venta Florín por un vehículo de la flota de taxis de la localidad chiclanera.

En principio, el acusado supuestamente pidió que el taxi lo llevara a la Venta Sorpresa y posteriormente modificó su destino para pedir que lo llevara a la Venta Florentina. Finalmente, según relata la Fiscalía en su calificación, se bajó en la Venta El Pinarillo.

Así, tras estar algún tiempo en la citada venta y realizar dos consumiciones, fue caminando hasta la plaza Andalucía. En ese tiempo, adquirió un cuchillo de 21 centímetros de hoja de acero y otros 12 centímetros de mango, también de acero.

Posteriormente, sobre las 21,10 horas del mismo día 3 de septiembre, el acusado, que se encontraba por las inmediaciones de la para de taxis de la plaza Andalucía, llamó a otro taxista para que lo recogiera y lo llevara a Cádiz. Tras llegar hasta la localidad de San Fernando, regresaron nuevamente a Chiclana, abandonando ese taxi sobre las doce de la noche.

Sobre las 0,36 horas, en la parada de taxis de la Venta El Pino, cogió otro taxi conducido por el que posteriormente sería su víctima. Unos 20 minutos más tarde, el vehículo se detuvo en el Camino de la Uva Blanca, una zona carente de alumbrado, apartada y poco poblada.

Según relata la Fiscalía en su escrito de calificación al que ha tenido acceso Europa Press, cuando ambos se encontraban fuera del vehículo, el acusado se abalanzó sobre la víctima y le asestó varias puñaladas con el fin de causarle la muerte, lo cual se produjo al alcanzarle una de ellas el corazón. Además, el agresor se aseguró de la muerte de su víctima degollándola una vez que ya estaba en el suelo, así como atropellándola con el vehículo.

Posteriormente, sobre las 0,56 horas, el presunto agresor ocultó el cadáver de la víctima en el maletero del vehículo y se dirigió al paraje conocido como Pista Nueva, en la localidad de Conil, donde fue detenido por agentes de la Guardia Civil.

Según indicó el Instituto Armado cuando fue detenido, los agentes de la Guardia Civil que patrullaban por unos caminos del extrarradio de Conil dieron el alto a un vehículo que, por su forma de conducir, levantó las sospechas de los guardias civiles, encontrando el cadáver del taxista en el interior del maletero, por lo que fue detenido inmediatamente.

El acusado había sido taxista, aunque estaba desvinculado de la profesión desde hacía dos años, ya que había sido despedido por su carácter "conflictivo", según indicaron en su momento a Europa Press fuentes de la investigación.