Un vertido de la EDAR de Chiclana, posible causa de la muerte en septiembre, en el río Iro, de cientos de peces

Actualizado 17/12/2013 21:58:56 CET

CÁDIZ, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un vertido procedente de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Chiclana de la Frontera fue la posible causa de la muerte de cientos de peces registrada a finales del pasado mes de septiembre en el río Iro a su paso por la localidad gaditana.

El informe elaborado por los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, tras las analíticas en las que se tomaron muestras del agua por este episodio de mortandad de peces, asegura que "el día que se registró el episodio de mortandad de peces" --entre dos y tres centenares-- "se produjo un vertido de la depuradora de Chiclana".

Fuentes de la delegación territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural han explicado a Europa Press que desde la Junta de Andalucía se pusieron en contacto con el representante del titular de la depuradora, que "informó de fallos en uno de los reactores biológicos del sistema de depuración".

El informe señala que "probablemente" el "alto" contenido de sólidos en suspensión del vertido de la EDAR El Torno afectaría a la fauna, "provocando la asfixia de los peces que se hallaban en el río Iro junto a la descarga del vertido de la EDAR".

Estos peces muertos serían arrastrados aguas arriba en el río por la subida de marea, hacia el lugar donde fueron detectaron por los agentes de Medio Ambiente. De hecho, "se observa elevada concentración de sólidos en suspensión en ese tramo del río donde se detectaron los peces muertos, con respecto a los sólidos en suspensión del blanco tomado por los agentes".

Aunque señalan que no se puede afirmar "con certeza absoluta" que éste haya sido el origen de la muerte de los peces, apuntan que en todo caso "se incumplen los límites impuestos para los sólidos en suspensión en la Autorización de Vertido otorgada y en el Anexo III del Real Decreto 509/96, por el que se establecen las normas aplicables al tratamiento de aguas residuales urbanas".

Desde la Consejería se han mostrado "convencidos" de que se trata de un episodio "accidental" y de que "Chiclana Natural va a tomar todas las medidas de control, seguimiento y mantenimiento oportunos, con el fin de que no se vuelvan a dar estas superaciones".

Aún así, señalan que el informe será enviado al departamento de Informes y Sanciones "por si fuera pertinente la apertura de un expediente sancionador".