La Junta investiga más de 100 denuncias por fraude en escolarización en la provincia de Sevilla

Publicado 30/08/2019 12:55:24CET
Sesión de trabajo de la Policía autonómica de Andalucía en una imagen de archivo
Sesión de trabajo de la Policía autonómica de Andalucía en una imagen de archivoJUNTA - Archivo

SEVILLA, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a Andalucía, la denominada Policía autonómica, ha finalizado la campaña de investigación para la detección de fraude en las escolarizaciones en centros educativos de la provincia correspondiente al curso académico 2019-2020, con un total de 102 casos denunciados.

Según detalla la Delegación de la Junta en Sevilla en una nota de prensa, la campaña se inició a finales de junio y se ha desarrollado dentro del marco de colaboración institucional entre la Delegación Territorial de Educación y Deporte, e Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de Sevilla y la Jefatura Provincial de la Unidad Adscrita con sede en esta provincia.

Así, la Policía ha investigado un total de 102 casos denunciados de posibles empadronamientos fraudulentos en domicilios de Sevilla para la obtención de una plaza en centros educativos públicos o privados concertados de la capital. Los casos investigados en este 2019 han disminuido en diez denuncias menos con respecto de los investigados en el mismo periodo de 2018, cuando fueron 112 denuncias por presuntos empadronamientos fraudulentos.

Los centros educativos con mayor número de casos investigados han sido el Colegio 'Itálica', con once casos; el Colegio 'Inmaculado Corazón de María' (Portaceli), con 13; el Colegio del 'Buen Pastor', con 12; el 'San José-Sagrados Corazones' (Padres Blancos), con seis; el Colegio de 'La Sagrada Familia de Urgel', con 15; el Colegio 'Santa Joaquina de Vedruna', con diez, y el Colegio 'Bienaventurada Virgen María' (Irlandesas), con ocho casos.

Los casos más comunes en los que se ha detectado un empadronamientos fraudulento se correspondía con los domicilios de los abuelos de los menores y de otros familiares, fundamentalmente tíos de allegados o amistades de los padres de los menores.

Con estas actuaciones desarrolladas por la Policía Adscrita se pretende evitar el perjuicio que se les causa a los padres cuyos hijos no pueden obtener una plaza en el centro educativo que les corresponde por su residencia, dado que algunas de estas plazas educativas son ocupadas por otros menores cuyos padres han falseado los datos reales de empadronamiento.

Para leer más