La Fundación Cajasol colabora en la formación de jóvenes andaluces en el sector aeronáutico

Entrega de diplomas
FAASA
Publicado 26/11/2018 18:27:02CET

PALMA DEL RÍO (CÓRDOBA), 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de tres alumnos han sido los primeros beneficiados del Plan de Becas que cada año pone en marcha la Fundación Sebastián Almagro y que en esta ocasión ha contado con la importante colaboración de la Fundación Cajasol, que ha aportado hasta 10.000 euros, con el firme objetivo de fomentar una profesión con alta proyección e importante peso dentro de la economía andaluza como es el sector aeronáutico.

Según han indicado ambas instituciones en una nota, el sector aeronáutico andaluz, líder en exportaciones, ha triplicado su facturación en la última década hasta alcanzar los 2.400 millones de euros y duplicado su empleo para situarse en los 14.500 trabajos directos y los 45.000 indirectos.

La delegada de la Fundación Cajasol en Córdoba, Mili Jiménez; el alcalde de Palma del Río (Córdoba), José Antonio Ruiz Almenara, y el presidente de Grupo Faasa, Miguel Ángel Tamarit, han entregado los diplomas a los alumnos que están cursando formación para la obtención de la Licencia de Mantenimiento Aeronáutico, subcategorías B 1.1 y B 1.3 en el Salón de Actos del Aeródromo Sebastián Almagro de Palma del Río.

Todos estos datos ponen de manifiesto la relevancia de apostar por una formación aeronáutica de excelencia y cualificada, pues en la actualidad este sector resulta un importante motor generador de empleo y riqueza en Andalucía.

En esta edición, correspondiente a la 13ª Promoción, la convocatoria de becas de TMA ha tenido una importante acogida por parte de 24 alumnos de diferentes Centros Aeronáuticos Autorizados por Aviación Civil, que se han ido beneficiando de esta ayuda a medida que han ido aprobando las diferentes etapas del curso.

En concreto, el objetivo es fomentar la formación y el empleo de calidad de los jóvenes andaluces, uno de los fines sociales de la Fundación Cajasol, entre los que también se encuentran la protección y mejora del Medio Ambiente, el patrimonio cultural e histórico, el apoyo a la economía social, el fomento de la actividad empresarial y emprendedora, y otros de distinta índole que favorecen el desarrollo socioeconómico de Andalucía.

A través de estas iniciativas, y gracias a la colaboración de entidades como la Fundación Cajasol, la Fundación Sebastián Almagro puede seguir acercando la aeronáutica a toda la sociedad, fomentar una formación aeronáutica de calidad y hacerla más accesible a todos los estatus sociales.