Publicado 09/03/2021 18:04CET

Granada trabaja en una ordenanza que unifique la gestión de licencias urbanísticas y ambientales

La concejal de Medio Ambiente de Granada, Pepa Rubia, a la derecha en la imagen
La concejal de Medio Ambiente de Granada, Pepa Rubia, a la derecha en la imagen - AYUNTAMIENTO

GRANADA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Granada trabaja una nueva ordenanza que unificará la gestión de licencias dependiente del área de Urbanismo con la ambiental de actividades, un proyecto que, en palabras de la edil de Medio Ambiente, Pepa Rubia, "persigue dotar de mayor cercanía, agilidad, continuidad, dinamismo y eficacia a los distintos trámites municipales que el empresariado realiza para el arranque y continuidad de su actividad".

En palabras de la concejal, el proyecto "nace tras analizar y detectar la necesidad de unificar actividades hasta fuertemente ligadas". En este sentido, Rubia ha explicado en una nota de prensa que "a nuestra llegada al gobierno local, la unidad administrativa encargada de la tramitación de la puesta en marcha de actividades --más conocida como licencias de aperturas y ahora nominada declaración responsable-- dependía directamente del área de Urbanismo y Obras Públicas, situación que cambió el pasado mes de septiembre, cuando se adscribió dicho servicio a Gestión Ambiental, que es la encargada de controlar las actividades y funcionamiento de los establecimientos".

Esta incorporación, según ha asegurado, ha permitido "dotar la unidad tramitadora de aperturas de más personal y participar de los medios humanos y materiales del resto de servicio al que se adscribe". "Aunque la parte más visible del área de Medio Ambiente es la limpieza", Rubia ha recordado que una de las competencias fundamentales de su Concejalía es la relativa al control del funcionamiento de establecimientos y de las actividades que en ellos se ejercen, tanto en el momento inicial de apertura o puesta en marcha, como el seguimiento posterior de la actividad y otras actuaciones disciplinarias para corregir deficiencias e irregularidades.

Así, "estas actuaciones son esenciales para la ciudad, pues suponen la supervisión y control de todos los establecimientos y de las actividades que se desarrollan en ellos", un ámbito de actuación en el que trabajan "desde el pequeño comercio a los grandes almacenes, toda la planta hotelera, los establecimientos de hostelería y esparcimiento, centros deportivos, culturales o de negocios, talleres e industrias y eventos ocasionales como conciertos o festivales".

"En definitiva, toda la actividad económica, cultural, social y deportiva de la ciudad depende en gran medida del correcto funcionamiento de esta concejalía", ha añadido. No obstante, Rubia ha hecho hincapié en que "se mantiene una constante coordinación con la Dirección General de Licencias para el control de obras que afecten establecimientos", y en paralelo también, "la información y registro para la tramitación de procedimientos de actividades se continúa ofreciendo en el Servicio de Actuaciones Comunicadas", anteriormente Gestión Unificada de Licencias dependiente de la Dirección General de Licencias.

La nueva ordenanza ya ha sido objeto de una consulta pública previa y se encuentra en fase de redacción por el personal técnico de la Concejalía. "La intención es someterla a aprobación inicial por el Pleno a partir del mes de abril, tras lo cual se someterá a un periodo de información pública para que todas las personas y entidades interesadas puedan realizar alegaciones, que serán analizadas antes de su aprobación definitiva", ha dicho.

En definitiva, según la edil, "con esta nueva ordenanza de actividades se pretende eliminar las disfunciones contenidas en la actual, derivadas de un tratamiento unitario de los instrumentos de control de obras y actividades, que produce determinadas incoherencias, términos ambiguos y, en especial, una redacción que se puede sistematizar mejor para evitar confusión".