Puesta en servicio la variante Beas-Trigueros como "eje vertebrador" con inversión de 55 millones

Actualizado 09/07/2019 20:57:11 CET
El ministro de Fomento, José Luis Ábalo, asiste a la puesta en servicio de la variante Beas-Trigueros.
ALBERTO PÉREZ/EUROPA PRESS

BEAS (HUELVA), 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha presidido este martes por la tarde la puesta en servicio de la variante de la N-435 que conecta las poblaciones de Beas y Trigueros (Huelva), una infraestructura que ha supuesto una inversión de 55,6 millones de euros. Al respecto, ha destacado que esta infraestructura de la N-435 a su paso por ambas localidades, del kilómetro 203,0 al 220,5, es "un eje vertebrador" para esta provincia y da respuesta a dos líneas estratégicas para este Gobierno en materia de infraestructuras: la seguridad y la mejora de la movilidad.

Durante el acto, el ministro ha asegurado que la supresión de ambas travesías urbanas "mejorará la calidad de vida en los dos municipios, dará mayor fluidez de circulación a los vehículos pesados, facilitará el tránsito de largo recorrido y reducirá los tiempos de desplazamiento, además de mejorar la seguridad vial y las condiciones ambientales en la zona".

Al respecto, Ábalos ha asegurado que esta infraestructura "responde a las líneas estratégicas del ministerio", destacando a su vez la colaboración institucional de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, cuya consejera, Marifrán Carazo, ha asistido al acto.

Por su parte, Carazo ha remarcado que se trata de una infraestructura "muy esperada", por lo que se ha mostrado satisfecha con la puesta en servicio de este tramo y espera que el Gobierno central ponga en funcionamiento el último enlace. En este sentido, ha precisado que las administraciones "tienen que resolver los problemas de los ciudadanos", así como que la Junta es "consciente de las necesidades" de la provincia.

SOBRE LA VARIANTE

En concreto, el tramo puesto en servicio se une al tramo de la variante de Trigueros que se abrió al tráfico el pasado mes de abril, siendo la longitud total de los dos tramos de 16,85 kilómetros. De hecho, las travesías de Beas y Trigueros eran las únicas que quedaban en el itinerario de la carretera N-435 dentro de la provincia de Huelva, y tan solo restaría por finalizar la remodelación de la intersección con la carretera HU-3103 a Fuente La Corcha.

Dentro de estos tramos es destacable el tráfico de mercancías peligrosas procedentes o con destino al Polo químico de Huelva y con esta apertura, el tráfico de largo recorrido deja de circular por la travesía de Beas, mejorando las condiciones de seguridad y ambientales del municipio.

Este tramo se trata de una carretera convencional de una calzada de dos carriles de 3,5 metros cada uno, dos arcenes de 1,75 metros cada uno y dos bermas (exteriores) de 1,10 metros. Cuenta con 29 obras de drenaje transversal de distintas tipologías y 13 estructuras: dos de ellas son viaductos, tres pasos superiores, seis pasos inferiores y dos pasos de fauna.

Como medidas de integración ambiental en este tramo puesto en servicio, destacan la reposición de las vías pecuarias interceptadas; la adecuación de los pasos de fauna; la revegetación de los taludes de terraplenes y desmontes empleando tierra vegetal e hidrosiembra; la instalación de pantallas contra el ruido en zonas cercanas a la población y el seguimiento arqueológico que se ha llevado a cabo durante las obras.

Contador

Para leer más