Actualizado 03/12/2021 13:00

Comienzan en Moguer (Huelva) las obras del proyecto CEUS, que será una realidad "a finales de 2023"

Presentación del proyecto CEUS.
Presentación del proyecto CEUS. - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN ANDALUCÍA.

MOGUER (HUELVA), 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

Responsables de las distintas administraciones, --estatal, regional, provincial y local--, han acudido este miércoles al comienzo de los trabajos de adecentamiento de los terrenos para el Centro para Ensayos, Entrenamiento y Montaje de Aeronaves no Tripuladas (CEUS), el cual cuenta con financiación europea a través de fondos Feder y estará listo "a finales de 2023".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, ha destacado la "absoluta colaboración" del Gobierno de España y entre los ministerios de Defensa y de Ciencia e Innovación para construir en Andalucía el proyecto CEUS, Centro de Ensayos de UAVs (naves no tripuladas), "unas instalaciones vinculadas a un sector tecnológico que, según las previsiones de la Unión Europea, supondrá más de 10 billones de euros de negocio y generará más de 100.000" y donde este centro será referencia entre los 1.800 proyectos que actualmente se desarrollan en el entorno comunitario".

Fernández ha asegurado que "nunca he visto en la administración un trabajo tan vertiginoso como el que se ha llevado a cabo en estos meses para iniciar hoy las obras de un proyecto pionero", fruto, según ha puesto de manifiesto, del "buen trabajo desarrollado por el alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar; del anterior ministro Pedro Duque, de la actual responsable del Ministerio, Diana Morant," y no ha querido olvidar a Carmen Chacón, "que fue la gran impulsora de este proyecto hace años y quien decidió tirar hacia delante".

El delegado ha reconocido que el CEUS "ha sufrido un parón durante unos años, pero este Gobierno ha decido apostar de forma decidida para por un proyecto que supone generación de investigación de tecnología". Por este motivo, ha confiado en que la Junta de Andalucía comparta este mismo objetivo y "en el menor tiempo posible avance en el soterramiento de la línea eléctrica para que no sufra más retrasos la puesta en servicio de este centro".

El CEUS contará con una inversión de 28 millones de euros, faseados en tres etapas, una fase cero que comienza este miércoles con trabajos de desbroce, una primera con preparación de terrenos, una segunda para los edificios e infraestructuras (con 8,5 millones) y la última para adquisición de equipamientos.

Fernández ha señalado "el hito" que supone el inicio de estas obras para un centro que será "un referente" a nivel mundial. Asimismo, ha destacado las condiciones de la zona para acoger un centro de este tipo dadas las buenas condiciones climatológicas y el millón de hectáreas disponibles para los vuelos de experimentación.

Se trata, como ha explicado José María Pérez, del Departamento de Grandes Instalaciones y Programas Duales de CDTI, de una zona con una superficie para vuelos de un millón de hectáreas, de manera que solo compite con países como Finlandia o Suecia, que tienen territorios muy despoblados.

Pérez ha subrayado el apoyo del CDTI a este proyecto que estará listo "en noviembre de 2023", toda vez que ha señalado la colaboración entre todas las administraciones, aspecto en el que han coincidido todos los intervinientes.

El teniente general José María Salom, director general del INTA, ha recordado los distintos avatares de este proyecto, que se comenzó a fraguar por parte del Ministerio, Junta e INTA en 2005 y diez años después en 2015 apenas se había avanzado, de manera que de 2015 a 2020 se dieron negociaciones e incluso caducó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Por ello, la etapa más fructífera, como ha precisado, ha sido desde 2020 a hoy cuando "las instituciones han estado más volcadas" y se han agilizado los trámites, toda vez que se ha mostrado convencido de que se va a culminar el CEUS en dos años.

Pedro Fernández ha explicado que el proyecto cuenta con todas las garantías ya que, al contar con fondos Feder, se tienen que cumplir los plazos correspondientes.

Por su parte, el secretario general de Empresas de la Junta, Pablo Cortés, ha ensalzado el compromiso del consejero del ramo, Rogelio Velasco, que ha dado "un especial impulso" a este proyecto, al tiempo que ha indicado que se llevará a cabo el soterramiento del cableado de alta tensión para permitir esos vuelos.

En esta misma línea de "ilusión" y destacando la colaboración institucional, se han pronunciado la presidenta de la Diputación de Huelva, María Eugenia Limón, y el alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, quienes han destacado el "empleo de calidad" que conllevará la puesta en marcha del CEUS y que pondrá a la provincia "a la vanguardia" de la tecnología. En sus intervenciones, todos los representantes de las distintas administraciones han señalado el compromiso y la labor "alineada" de todos para conseguir que el CEUS sea una realidad.

INICIO DE OBRAS

La primera fase de los trabajos de ejecución del proyecto CEUS, que el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) desarrollará en el paraje 'La Atalaya', en el término municipal de Moguer, ha dado comienzo hoy con la limpieza y desbroce de los terrenos en los que se asentarán las instalaciones, que cuentan con un plazo de unos tres meses.

Estas obras, en la que ha estado presente el Director General del INTA, teniente general José María Salom, comienzan un mes después de la firma del convenio correspondiente por parte del INTA y del Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

El CEUS --cuyo presupuesto de 28 millones de euros está financiado al cien por cien por el CDTI, con al menos un 80% del mismo a cargo de los Fondos Feder-- será una gran infraestructura que dotará al Centro de Experimentación de El Arenosillo (CEDEA) del INTA de los elementos necesarios para operar plataformas aéreas, mayoritariamente no tripuladas, para aplicaciones científicas y formativas.

El CEUS proporcionará soporte a las necesidades de las comunidades de ensayos de aeronaves tanto en tierra como en vuelo. También estará disponible para aquellos usuarios que requieran ensayos de vehículos terrestres no tripulados y navales en conjunción con el Cedea, así como para ofrecer formación avanzada a los futuros investigadores de Ciencias de la Tierra en ámbitos como agricultura, geología, atmósfera, medio marino, medioambiente, etc.

El emplazamiento del CEUS en El Arenosillo tendrá varias ventajas, como contar con los sistemas optrónicos y de radar y las herramientas de comunicaciones y procesado de datos del INTA, la existencia de una zona de exclusión aérea de un millón de hectáreas, las buenas condiciones atmosféricas y la presencia del ecosistema aeronáutico andaluz, que será uno de sus clientes potenciales.

El centro dispondrá de un vial de ensayos para despegue y aterrizaje de dos kilómetros de longitud, con los viales de acceso necesarios, centro de control, sistema de comunicaciones, servicio meteorológico in situ y sistemas de gestión y operación de software y hardware.

Más información