La flota de la chirla del Golfo de Cádiz tendrá un límite de 1.100 toneladas desde la apertura del caladero hasta abril

Barco draga chirla.
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 26/09/2018 13:05:25CET

HUELVA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha asegurado que la flota del Golfo de Cádiz dedicada a la captura de la chirla tendrá un límite de 1.100 toneladas desde el 1 de octubre, --día fijado para la apertura del caladero--, hasta el próximo 30 de abril, fecha en la que comienza la parada biológica.

Por tanto, ahora administración y el sector, a tenor de los informes del Instituto Español de Oceanografía, deberán consensuar cómo se realizar el reparto de capturas para este periodo y con esa cifra como cantidad máxima.

Así lo ha explicado a preguntas de los periodistas el consejero antes de participar en la inauguración de las jornadas de AgroBank sobre innovación en el sector agrario onubense en Huelva.

En este sentido, ha recordado que en la reunión con el sector de hace unos días se le invitó a hacer sus propuestas para ver cómo se realiza el reparto de las capturas, todo ello teniendo en cuenta que el Instituto Español de Oceanografía establece un máximo de 1.100 toneladas para todo ese periodo.

Así, Sánchez Haro ha indicado este miércoles que la mayoría de las entidades ya han enviado sus propuestas, de manera que cuando lleguen todas, y "en los próximos días" se tomará una decisión al respecto, la cual se comunicará a través del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el día 28.

Además, respecto a la situación del caladero de la chirla, ha precisado que el Instituto Español de Oceanografía ha indicado que se encuentra al 59 por ciento, por lo que ha remarcado la necesidad de "compatibilizar la actividad pesquera con la recuperación del caladero".

Convencido de que hay que ser "prudentes" con las cantidades que se puedan extraer del caladero, ha reiterado en la importancia de compatibilizar "actividad y recuperación", recordando que "muchas familias dependen de este sector" y por tanto, "hay una responsabilidad social y económica".

Finalmente, cuestionado por las ayudas al sector con motivo de la clausura del caladero, cerrado por criterios técnicos desde el pasado mes de enero, el consejero ha explicado que una vez que se abra el mismo finalizarán las mismas al retomar esta pesquería la actividad.