Actualizado 11/12/2007 13:07 CET

Huelva.- Asaja asegura que los ganaderos dejarán de ingresar dos millones de euros en tres meses por la 'lengua azul'

Organiza el jueves en la Delegación de Agricultura la promoción del cordero con la degustación de entre 300 y 400 kilos de carne

HUELVA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La organización agraria Asaja en Huelva aseguró hoy que los ganaderos de la provincia onubense dejarán de ingresar en tres meses dos millones de euros a consecuencia de las cabezas de ganado ovino muertas a consecuencia de la 'lengua azul'.

En rueda de prensa, el presidente de Asaja, José Luis García-Palacios, indicó que, con la muerte de unas 30.200 cabezas en la provincia, sobre todo en las comarcas del Andévalo y la Sierra, a causa de la enfermedad, la situación para el sector es "desesperante" porque la cabaña se ha reducido a unas 190.000 cabezas.

Aunque indicó que Asaja cuenta con unos 500 ó 600 ganaderos directos, el ovino "tiene muchos servicios inherentes que se ven afectados con la situación del sector, como el de veterinario, transportes o industrias cárnicas", al tiempo que insistió en la "importancia del sector primario en la provincia de Huelva, del que, de algún modo, dependen todos los demás".

Igualmente, consideró que las ayudas de seis euros por oveja en explotación afectada y de 96 euros por fallecida "es insuficiente porque hay afectados a los que se les ha muerto una gran cantidad y tienen que reponer las cabezas, lo que se hace muy difícil tal y como está el mercado", aunque quiso dejar claro que esta enfermedad "es inocua al consumo".

Con todo, vaticinó que el ganadero profesional "continuará con su actividad porque su perfil es de una edad media-alta", pero no descartó la "muerte anunciada" del sector, ya que, según apuntó, a las consecuencias de la 'lengua azul', "se ha unido un aumento desmesurado del coste de producción que no ha dado lugar a maniobrar al ganadero".

En este sentido, consideró que "hay alguien que se lucra a costa de los ganaderos, puesto que los precios siguen bajando, de forma que un cordero mediano, de unos 22 ó 24 kilogramos, se paga este año y en esta época del año más propicia a unos 50 euros, cuando en 1989 su precio era de casi 90 euros y el año pasado también era mayor, de unos 52 euros".

Por ello, consideró que la crisis del sector ovino "se acentúa porque el sector ya arrastra 20 años con poco margen de beneficio" y destacó también al descenso del consumo, aludiendo a una encuesta de la Universidad de Córdoba en la que el cuatro por ciento de los interrogados se consideraron forofos de la carne de cordero, mientras que un 44 por ciento reconoció que detesta este alimento.

LA PROTESTA.

Ante esta situación, García-Palacios indicó que la manifestación prevista en Madrid el pasado 21 de noviembre y que fue aplazada por un compromiso de negociación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), se llevará a cabo el próximo día 18 "de no conseguirse los puntos que se estiman necesarios para paliar los efectos de la crisis del sector actual".

En este punto, resaltó la "necesidad de que se paguen las primas a los ganaderos por desacoplamiento; se abonen las ayudas agroambientales que sufren más de tres años de demoras; se agilice el pago por animales muertos por 'lengua azul'; se adopten medidas de reducción fiscal; y se implante el desacoplamiento total en el sector del ovino".

PROMOCIÓN.

El presidente de Asaja subrayó la "importancia" del sector ganadero para otros sectores y para evitar el despoblamiento de las zonas rurales, además de ahondar en la "importancia" de que el consumidor "conozca la trazabilidad, la calidad y el verdadero precio de un producto tan importante en la provincia de Huelva".

Con esta finalidad, la organización llevará a cabo el próximo jueves a las puertas de la Delegación de Agricultura de la Junta en Huelva un acto "de promoción" de su producto, de forma que se pondrán a disposición de los ciudadanos entre 300 y 400 kilogramos de cordero para su degustación "popular", con el objetivo de que "se consuma, se conozca y se defienda este producto onubense".

Un acto similar se llevó a cabo hace unos tres años en la Plaza de las Monjas de Huelva, coincidiendo con los primeros efectos de la 'lengua azul' en la cabaña ganadera onubense y con el que Asaja "también quiso defender el sector y su producto", del que aseguró que "necesita una promoción integral también por parte de las administraciones", motivo por el que, en esta ocasión, la degustación se llevará a cabo en la Delegación de Agricultura.