Actualizado 30/09/2008 18:54 CET

Huelva.- El delegado de Justicia dice que la sede provisional "no significa una renuncia" a la Ciudad de la Justicia

HUELVA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado provincial de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía en Huelva, Darío Canterla, visitó hoy el edificio que albergará de forma provisional algunos órganos judiciales de la capital y destacó que la sede provisional "no significa una renuncia a la construcción de la Ciudad de la Justicia, proyecto que es la verdadera aspiración de la Consejería".

Según explicó a Europa Press el delegado, la Junta de Andalucía está realizando "un importante esfuerzo por mejorar las infraestructuras en esta materia", como ya aseguró la consejera del ramo, Evangelina Naranjo, en su última visita a la capital cuando reiteró al Ayuntamiento de Huelva "la petición de terrenos para llevar a cabo esta actuación".

En este sentido, Canterla apuntó que la Consejería de Justicia "ha cumplido los plazos de finalización de la obra para la adaptación de la antigua Delegación Provincial de Educación, actual sede provisional, en la que se han invertido más de tres millones de euros", y subrayó además que "se han habilitado 8.783 metros cuadrados para mejorar el servicio judicial".

El delegado aseguró que la Consejería tiene previsto que a principios de 2009 "estén trasladados a este edificio nueve órganos judiciales y parte de los servicios comunes del partido judicial de Huelva", concretamente "los seis juzgados de Primera Instancia e Instrucción, los dos de lo Contencioso-Administrativo, además de un tercero que se va a crear en este año 2008, y el Servicio Común de Notificaciones y Embargos".

Asimismo, Canterla destacó que se trata de un edificio que permitirá un ahorro "significativo" en el alquiler de sedes, lo que asegura que "en los próximos tres o cuatro años el gasto del proyecto esté amortizado".

El edificio está situado en la misma avenida donde se encuentran la Audiencia Provincial y el resto de los juzgados, favoreciendo así la concentración de órganos y una mejora sustancial en la prestación del servicio público hasta que se construya la Ciudad de la Justicia.