Actualizado 08/06/2020 15:46 CET

Andalucía pide una reunión con los ministros de Agricultura y Exteriores para el retorno de 7.200 temporeras marroquíes

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en su visita a Interfresa para tratar el retorno de las temporeras marroquíes.
El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, en su visita a Interfresa para tratar el retorno de las temporeras marroquíes. - JUNTA DE ANDALUCÍA

HUELVA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, se ha reunido este lunes en Huelva con Interfresa --que aglutina al 80 por ciento de los empresarios agrícolas del sector-- para tratar la situación de las 7.200 temporeras que no pueden volver a Marruecos por el cierre de fronteras por lo que la Junta solicitará por escrito "una reunión urgente" con los ministros de Agricultura y Exteriores para desbloquear este "callejón sin salida".

Así lo ha señalado el vicepresidente de la Junta, quien ha visitado la finca Valdeluz de Lepe para interesarse por la situación de las 7.200 temporeras marroquíes que, tras trabajar durante varios meses en la campaña de la fresa y los frutos rojos- no pueden regresar a su país, algo que para Marín "trasciende de lo laboral a lo humanitario", según ha indicado la Junta en una nota de prensa.

En la reunión, en la que Marín ha estado acompañado por la directora general de Coordinación de Políticas Migratorias, Mar Ahumada, y la delegada Territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de Hueva, María Ángeles Muriel, el presidente de Interfresa, José Luis García Palacios, les ha trasladado el compromiso de los empresarios a que, aunque sus contratos de trabajo terminan con el fin de la campaña, "ninguna mujer se va a quedar desamparada en la calle".

No obstante, el vicepresidente ha explicado que estas mujeres vienen a trabajar en la campaña fresera de Huelva, "algunas desde hace más de 15 años", por un tiempo determinado pero "tienen a sus familias esperándolas en Marruecos y el trabajo se termina, acaban sus contratos y lógicamente una vez terminado lo que quieren es volver a sus países".

Sin embargo, "nos encontramos con un país que tiene las fronteras cerradas y a pesar de que se han llevado conversaciones al más alto nivel con el Rey de Marruecos, el Gobierno de Marruecos y Gobierno de España".

La Junta de Andalucía ya ha trasladado por escrito al Gobierno de España la disposición a que desde el SAS se realicen a estas mujeres test rápidos y pruebas PCR para garantizar que no son portadoras del COVID-19 con el fin de facilitar su regreso. Una propuesta que tampoco ha obtenido contestación.

Por ello, solicitará una "reunión urgente" con el ministro de Agricultura, Luis Planas, y la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, para buscar soluciones a esta situación "insostenible ante la falta de respuestas no sólo por parte del Gobierno de Marruecos sino también del Gobierno de España".

Marín ha dejado claro que aunque la recogida de la fresa está acabando, "lógicamente los agricultores no van a dejar desamparadas a ninguna de estas personas" mostrando una "responsabilidad que siempre han demostrado". "Más voluntad es imposible, ni por parte de los empresarios ni de la Junta de Andalucía para dar solución a un problema" ante el que "esperamos tener interlocución" con el Gobierno de España, ha insistido el consejero.

Tanto en la sede de Interfresa como en la finca Valdeluz, el vicepresidente ha tenido oportunidad de hablar con algunas de estas mujeres, así como con las mediadoras interculturales que, por segundo año consecutivo, pone a disposición la Dirección General de Coordinación de Políticas Migratorias para ayudar a su integración y prestarles asesoramiento ante cualquier necesidad.