Vigilante de Aduana y absueltos del robo de hachís comparecerán este martes a petición del fiscal

Publicado 27/01/2015 5:59:50CET

HUELVA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia de Huelva ha fechado para este martes la vista por el recurso de apelación presentado por el vigilante de seguridad del edificio de la Aduana de Huelva, único condenado por el robo de una tonelada de hachís en el citado edificio durante la Nochevieja de 2012 coincidiendo con las campanadas de Año Nuevo.

En la citada vista, que se celebrará ante el tribunal de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Huelva, comparecerán el citado vigilante y los absueltos del citado robo, a petición de la Fiscalía, que también presentó un recurso en apelación a esta sentencia, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Manuel Domínguez, el letrado del vigilante, único condenado por los hechos a cuatro años de cárcel por un delito de robo con fuerza en concurso con otro contra la salud pública y al pago de una multa de 6,1 millones de euros, ha precisado que la Fiscalía en su recurso solicitó una nueva comparecencia de todas las personas juzgadas en esta causa y la Audiencia ha concedido la celebración de esta vista oral, que en un principio se iba a celebrar el pasado 15 de diciembre.

A su vez, el Ministerio Fiscal también pidió la reproducción de las cintas con las declaraciones de todos cuando fueron imputados, pero esta cuestión ha sido denegada. La Fiscalía interpuso este recurso al considerar "errónea" la valoración de las pruebas por parte del tribunal encargado del caso, al igual que la defensa del vigilante.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo el Juzgado de lo Penal número 4 de Huelva absolvió a once de los doce acusados por este robo, condenando únicamente a este vigilante a cuatro años de cárcel. No obstante, lo absolvió, a su vez, de los delitos de hurto continuado y de otro contra la salud pública, que también pedía el Ministerio Fiscal en su acusación, al considerar que "no hay pruebas", y además contempla la atenuante de cooperación con la justicia.

El tribunal aseguró en la sentencia que "no se ha acreditado" la participación de los acusados en los hechos descritos y señaló que aquella noche "un número no determinado de individuos cuyas identidades no se han precisado" entraron en las instalaciones de Aduana apoderándose de 950 kilos de hachís, una sustancia que no fue recuperada.

Durante el juicio siete de los 12 acusados --los demás se acogieron a su derecho a no declarar--, negaron los hechos y dos de ellos aseguraron que "se sintieron amenazados por la Policía para que firmaran la declaración". Finalmente, el vigilante de seguridad también se acogió a su derecho a no declarar.